Manuel Núñez y su “día diferente” pagado por Dios

Marylee K. Blackman T. / Maracaibo, Zulia / [email protected]
“Hoy paga Dios” son las palabras que pronuncia Manuel Conecta, el chamo marabino que reparte ayudas a los más necesitados

(Foto: Cortesía)

“Soy Manuel Alejandro Núñez, tengo 22 años, nací en Maracaibo en el sector La Lago, soy mercadólogo y estudiante de administración de empresas”. Así se presenta el joven marabino que se ha hecho famoso en las redes como “Manuel Conecta”.

“Mi infancia fue tranquila, relativamente normal. Desde que tengo memoria me han interesado los temas referentes a realizar ayudas a las personas que más lo necesitan”, relata.  

Así comienza la conversación que sostuvo con La Verdad, el joven que, junto a grupo de amigos y colaboradores, brinda ayuda y va repartiendo sonrisas y alegrías a las personas más vulnerables en las calles de Maracaibo.

“Inicie intentando acoplar mis dos pasiones más grandes, el marketing y mis ganas de ayudar a las personas que realmente lo necesitan”, admite.

Luego de pensarlo durante un tiempo decidió idear un proyecto con el cual verdaderamente pudiera aportar algo positivo a la sociedad y así nació “Manuel Conecta”.

"Al principio sentí temor, ya que no era común subir esta clase de contenido a las redes sociales. Pero comencé con un objetivo claro: crear una ventana para darle voz a las personas necesitadas que por alguna u otra razón no tienen recursos para mantenerse”, relata.

Ayudar a otros es su pasión

Ante la pregunta sobre de dónde le viene esa inquietud por ayudar a los demás, responde sin dudar. “Me lo inculcaron desde pequeño. Se trata de una cuestión de valores, que de alguna manera intento recuperar en la sociedad con mis videos”.

Desde el principio Manuel se planteó crear un proyecto social que tuviera largo alcance y que pudiera ser replicado por otras personas en el resto del país y en el mundo.

Así fue que surgió la iniciativa “Un día diferente”, con la cual busca motivar a otros a que colaboren con los más necesitados.

“Desde que comencé me planteé hacer todo en base a ‘retos’, para motivar a las personas alrededor del mundo y que pensaran: ‘si ese muchacho está ayudando, ¿por qué yo no lo puedo hacer?’”, asegura. 

La propuesta de Manuel ha dado buenos frutos: “He recibido videos desde Estados Unidos, España, Chile, Argentina, Ecuador y pare de contar, de personas replicando mis retos. Simplemente porque se sintieron inspirados por un video”.

Su familia es un importante apoyo y aliado en estas “aventuras” cómo él les dice. Su novia y su hermana son parte del equipo que lo acompaña en cada salida.

“Ellos están de acuerdo porque ven que esto que estoy haciendo es algo que me tomé con mucha seriedad desde el principio y me hace feliz”, apunta.

Un poco de locura en su rutina 

Para algunos hacer este tipo de acción social en medio de la pandemia por la Covid-19 es “una locura”. En el caso de Manuel la situación no es distinta.

“Loco me han dicho desde que comencé. Pero eso en vez de desmotivarme me llevó a querer superarme cada vez más”, expresa.

"Siento que si estar loco es dedicar tu tiempo casi en su totalidad para atender en el nombre de Dios las necesidades del prójimo, vaya que hacen falta locos en este mundo".

Su rutina, que parece ser fácil, lleva consigo una planificación seria y bien coordinada.

“Me despierto a las 6.00 de la mañana, salgo al tener el caso estudiado con anterioridad, y hago la sorpresa o entrega de ese día”, cuenta y refiere que “al llegar a casa edito lo que hemos grabado durante los recorridos. A veces puedo tardarme cinco horas en un video de tan solo de cinco minutos”.

Después revisa los casos que le llegan por mensaje y los evalúa. “En muchas ocasiones me quedo hasta la madrugada. La mayoría de los casos los veo en la calle, muchos otros me los hacen llegar por las redes”.

Donativos espontáneos

Una de las inquietudes que más comentan sus seguidores en redes sociales es que ¿de dónde saca el dinero para las donaciones y ayudas que hace? ¿Quién y cómo financia esas ayudas?

Muchas son las especulaciones, pero él mismo se encarga de despejar las dudas. “Desde el principio me lo propuse: ‘No pedirás dinero por las redes’. Y hasta el día de hoy es algo que sigo manteniendo”.

Manuel asegura que “los que quieren colaborar con las ayudas me escriben al privado. Con eso aportes puedo seguir día tras día realizando mis labores. Gracias a Dios hasta la fecha esta decisión ha dado buenos resultados”.

Particulares, empresas, supermercados y restaurantes se han unido a la causa y realizado aportes para que “Manuel Conecta” continué en su noble tarea.

Continuar en medio de la crisis

La pandemia por la Covid-19 llegó a Venezuela en medio de una emergencia humanitaria compleja que está haciendo estragos en buena parte de la población venezolana. 

Para Manuel este es un momento ideal para “ayudar desde nuestros talentos y posibilidades como seres humanos. Prefiero enfocarme en ver lo bueno de las cosas. Creo que la pandemia ha sido algo que nos puso a prueba a todos”.

El joven explica que “tenemos dos caminos: quedarnos estancados sin saber qué hacer o tomar la decisión de que dentro de nuestras posibilidades nos lo permitan seguir adelante”.

Al preguntarle sobre cuántas ayudas ha realizado, hace una pausa y lo piensa detenidamente. “Sinceramente no sabría decirte con exactitud a cuántas personas hemos podido ayudar. Es a una cantidad tan grande que ya perdí la cuenta”, dice sonriente.

En esa misma tónica comenta que también ha recibido algunas solicitudes para que lleve sorpresas a niños y adultos mayores. 

“Es algo que siempre me piden, pero sinceramente soy más de atender situaciones extremas de personas que se encuentran solas o de alguna u otra forma desvalidas en la calle”, acota.

Igualmente fundaciones y organizaciones se han acercado queriendo hacer algún tipo de alianza de tipo social, pero él está claro en su propuesta.

“Quiero mantener mi obra de forma independiente, sin hacer alianzas con fundaciones u organizaciones. Siento que esta es la forma en la cual siempre lo he querido hacer y de esta manera por ahora pienso mantenerme”.

Sobre las constantes críticas que recibe en las redes sociales por publicar lo que hace en las calles de Maracaibo, Manuel es muy enfático. “No suelo profundizar mucho en ese tema. Prestarle atención a los comentarios negativos es tiempo que pierdo y que puedo invertir para ayudar a otros”.

Manuel no se detiene en medio del caos que se vive en la ciudad. Su motivación no decae por la falta de luz, las fallas en las telecomunicaciones e internet y la escasez de la gasolina.

“Yo repito con frecuencia que mientras haya necesidad, siempre habrá algo que hacer. Intento tomar fuerzas todos los días saliendo a la calle a llevar un pedacito de esperanza a esas personas que más lo necesitan”, sentencia.

@manuelconecta

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/diariolaverdad y dale click a +Unirme. Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y Facebook  y Twitter @laverdadweb.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama