Diario La Verdad

¡Exclusiva! Hay caracoles africanos en San Francisco

Por Luzmila Mejía Smith / lmejia@laverdad.com

Desde el domingo 19 de agosto se encontraron hasta 74 especímenes en tres casas. Personal de Sanidad los retiró. Continúan reproduciéndose sin control. Nuevas crías aparecen al inspeccionar la zona

Lunes, 27 Agosto 2012 00:00

3230 CLICS

Salió a botar la basura de su casa y lo encontró. Tras pasar el enrejado de matas y atravesar la puerta de la única pared de cemento que separa su hogar de la cañada, observó al caracol africano de 10 centímetros reposar sobre el árbol acompañado de otros dos de menor tamaño (de cinco a ocho centímetros).

Marduin Alí Campos, de 24 años, nunca había visto el animal en su hogar hasta ese domingo 19 de agosto. La familia de la casa 24C-15 de la calle 3 del barrio El Manzanillo, en San Francisco, desconocía sus posibles riesgos. Los agarraron con la mano y les tomaron fotos.

Su cuñada, Leiny Soto, colocó la fotografía del más grande en el display de su Blackberry Messenger y de inmediato despertó la curiosidad de sus contactos. “Me dijeron que eran peligrosos y la Sanidad los recogía, entonces busqué por Internet y descubrí que podrían generar enfermedades”.

Peligrosos

Meningitis, perforaciones intestinales, peritonitis y hemorragias abdominales son algunos de los padecimientos de los cuales pueden ser vectores, según el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria de Venezuela (Sasa). Ante la noticia, Campos se dispuso a limpiar el patio de su casa el martes 22 y recogió las primeras 17 especies con una pala. La mayoría se resguardaba del sol debajo de la tierra.

Notificaron al consejo comunal más cercano, de donde llamaron a los representantes de Sanidad. El grupo visitó la casa, entregó unos guantes blancos de látex, un folleto explicativo y bolsas. Siguiendo las instrucciones del papel, el joven introdujo los caracoles en tres litros de agua con un kilogramo de sal para generar su muerte. Lo guardó en el plástico y lo selló con tiras.

El miércoles 23 volvió a llamar a los representantes de sanidad. Se llevaron las especies. El pasado viernes, en la última visita, se retiraron 20 más del hogar; uno medía entre 25 y 30 centímetros de longitud. Aunque los funcionarios desaparecen los animales ya muertos, estos continúan reproduciéndose.

Siguen reapareciendo

Campos mostró ayer a La Verdad las pequeñas crías que aún permanecen en el patio de su casa, cercano a la cañada. Se estima que el caracol africano puede poner entre 100 y mil huevos al año.

Su concha en forma de espiral puntiaguda  y su cuerpo constituido por dos pares de tentáculos como cabeza junto al pie y masa, también se encuentran en otras casas del barrio El Manzanillo. Dos familias vecinas de Campos encontraron 20 y 17, respectivamente.

Keyla Rincón, habitante de la casa 2-50, es una de ellas. Con un pico desenterró ayer tres de los animales ya muertos del terreno aledaño a su hogar. Aseguró que desde hace un año rondan por la cañada y ella les quita la vida dejándolos reposar cinco minutos con un kilo de sal, luego los coloca debajo de la tierra.

“La primera vez que lo vi lo guardé junto a los otros recogidos en diferentes ciudades porque yo soy amante de coleccionar los caracoles, absorben las malas energías”, afirmó mientras enseñó la caja de zapato repleta de conchas del animal, arroz y monedas.

La bedel del colegio El Brillante descubrió el animal luego que las matas comenzaran a secarse misteriosamente. El caracol africano origina un impacto en la diversidad biológica, devora plantas y consume huevos y crías de otras especies autóctonas.

Cada cierto tiempo Rincón limpia el terreno para recogerlos y entregárselos a funcionarios de Sanidad. “Se están reproduciendo; dicen que por la cañada del sector Brisas del Sur también hay. Estamos en búsqueda de la más grande, la mamá”.

Invasores nacionales

El caracol africano, también llamado Achatina fulica, proviene del este de África (Kenia, Tanzania...). En 1997 apareció por primera vez en Venezuela y desde entonces, por su rápida producción, se convirtió en una de las especies más peligrosas del momento.

De acuerdo con información de Tony Suárez, jefe de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela, en entrevista con Globovisión, la espacie está presente en los estados Anzoátegui, Amazonas, Portuguesa, Lara, Aragua, Distrito Capital, Vargas, Monagas, Sucre, Delta Amacuro, Nueva Esparta y Miranda.

Asombrados

Yunaira Coronado. Habitante de El Manzanillo: “Los de Sanidad no se dedican a recogerlos. Esperan que nosotros lo hagamos y luego vienen a retirarlos ya muertos en las bolsas plásticas”.

Leiny Soto. Habitante de El Manzanillo: “Las crías se esconden debajo de la tierra, hay muchas. Nosotros caímos por inocente, no sabíamos que eran tan peligrosos”.

 

Imprimir

Email

Compartir

 

 

 

 

 

Portada del día
Otras publicaciones en línea
  • Especial Maracaibo
  • Estampas
  • Bienes raíces
  • Turismo

 

 

 

© 2012, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com

Diseñado por