Diario La Verdad

"¿Cuándo nos vamos a graduar?"

Por Isabel Cristina Morán / imoran@laverdad.com

Nuestros entrevistados lucharon por un cupo en el alma máter zuliana porque creían en su calidad y excelencia. Su sentido de pertinencia sigue intacto, pese a la situación presupuestaria. Cuatro estudiantes de luz comentan su preocupación ante el cese indefinido de actividades

Lunes, 10 Junio 2013 00:00

1426 CLICS

Sucedió el viernes lo que se temía: decretado el cese indefinido de actividad académica en la cuna del saber que forma a poco más de 60 mil jóvenes, la Universidad del Zulia. ¡Bum! Estudiantes pronunciándose, algunos amenazando, la Federación de Centros Universitarios declarándose en sesión permanente. Atención, academia en jaque. 

Acompañaron a una representación profesoral en actividades de calle, volanteo, tomas de esquina, marchas y clases magistrales. "Y aún así, nos dieron la espalda", sentenció Joi Pardo, presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales. O hay clases o "no hay dinero" para cuatro mil 800 docentes, entre jubilados y activos. Se habla de la toma de los postgrados y otras sedes administrativas. 

Hay más manifestaciones. Profesores y estudiantes de las facultades de Medicina y Odontología harán la marcha de las batas blancas a las 7:30 de la mañana. Se concentrarán en la maternidad Armando Castillo Plaza y caminarán al rectorado nuevo. Media hora después, dictarán una clase magistral en la esquina de la Facultad Experimental de Ciencias.

Continúan hoy las discusiones de la I Convención Colectiva Única para trabajadores universitarios. El Ejecutivo central presentará una contraoferta.  

Javier Montifa, 21: "Nuestra lucha es con la universidad abierta" 

Comprendemos los alcances de la crisis económica en el país, sabemos que los salarios de los académicos no alcanzan para comer y pagar servicios, pero de este lado hay gente que necesita y desea ser profesional. Las paralizaciones hacen mucho daño. Retrasan todo. Los semestres, los procesos administrativos de cambios de facultades, cargas de notas y actos de grado. Nuestra lucha debe ser con la universidad abierta.

No quemo cauchos. Tampoco arremeto contra miembros de esta comunidad. Pertenezco a Geluz-300, un grupo que aboga por el bienestar de quienes se forman en la ilustre Universidad del Zulia. Porque todavía lo es. Llevo el escudo de LUZ en mi pecho. El 16 de abril cumplimos dos años. Somos más de 600 registrados. Nos declaramos enemigos de la corrupción. No aceptamos nada mal hecho.

Pregunto, ¿cuándo nos vamos a graduar? Ingresé hace dos años. Calculé hacer mi carrera en cuatro; voy por el cuarto semestre. Pero en estas circunstancias no sé qué pensar, no sé qué decir. Yo solo quiero ser enfermero.   

Silvia Andrade, 19: "Uno escoge desde el bachillerato: LUZ"

Estudiaba en el colegio y lo tenía claro. La Universidad del Zulia, la más prestigiosa, cuna de saberes. Mi opción. Sabía que ingresar a una carrera en el área de salud era cuesta arriba. Promedios altos, cupos limitados, infraestructura débil, cien estudiantes en un salón viendo una clase práctica. Pero quería ser enfermera. 

Cuatro semestres ya han transcurrido. Ha habido más paros. Pagos incompletos, recursos que no llegan, bonos fantasmas, atracos; sin buses ni comedores. Razón siempre hay para no darnos clases, porque motivos para estar disgustados tienen los profesores y los estudiantes. Pero queremos estudiar. 

Esta paralización no es política, es gremial. La lucha es justa. Quien me enseña tiene derechos, también deberes, como yo y mis compañeros. La medida afianza al gremio, pero debilita al estudiante. Soy LUZ y estoy orgullosa de serlo, que quede claro, por favor. No me cambiaría de institución jamás. Es solo que hay tantas injusticias aquí dentro, tantas. Caminan por los pasillos con cara de querer aprender. 

Jonathan Polo, 22: "Si me cambio de universidad, sería un cobarde"

Soy un habitante de una pequeña ciudad dentro de una gran ciudad. Universidad-Maracaibo. Tienen las mismas fuerzas y las mismas debilidades. Me cambié. Vengo del sector denominado Facultad Experimental de Ciencias, estudiaba Química pura. Pero desde que estaba en noveno grado supe qué quería hacer con mi vida: profesor. Así que migré a Educación, mención Química.   

Es que si no entraba aquí, se me complicaba mi futuro. Esta es una universidad pública, con autonomía, grande... La veía grande, casi inalcanzable. O ingresaba o no estudiaba, porque mi familia no tenía dinero para costearme la carrera en una institución privada. 

Siempre estuve claro: como es una casa de estudios pública, el funcionamiento no es perfecto. Todo servicio público en este país no es tan eficiente. No sé por qué les costará tanto, pero así es. Insistí y aquí estoy, con un carné que me acredita como un afectado más por las acciones de Gobierno nacional y trabajadores universitarios.  

Si me cambio de universidad, sería un cobarde, dejaría mi pasión a medio andar. Yo mejor sigo. Sexto semestre, gracias a Dios. Comencé a estudiar en 2008 y no sé cuándo termine, por los paros.

Alberto Villavicencio, 25: "Pese a todo, estoy orgulloso de ser LUZ"

Mi sentido de pertenencia con la Universidad del Zulia no toca la perfección. Camina por los pasillos y entenderás por qué lo digo. Pese a todo, estoy orgulloso de ser LUZ. Nueve semestres en Ingeniería en Petróleo. Ya voy a salir, sin embargo, no veo la puerta. Me la cerró la corrupción, la indolencia, el presupuesto injusto, los bajos sueldos profesorales y el estado de las providencias estudiantiles. No sé qué pasa. Se supone que somos la generación de relevo. 

Mi compromiso es duro como una piedra. No pretendo amedrentar contra los intereses de nadie, cada quien es libre de luchar por lo que cree justo. Los docentes pelean por mejoras salariales, nosotros peleamos por clases. Tantos paros ha habido como días en el año. Los respeto, aunque no sé si sean la salida. 

Sesenta mil estudiantes están preocupados hoy. Hay semestres que no comienzan aún, y ya estamos en junio. Varias asignaturas no tienen ni 20 por ciento de avance. Falta cátedra, práctica, teoría. Confío en que esta semana el paro se levante. Los involucrados son adultos, tienen que saber tratar con esto. Si no, amén.

 

Imprimir

Email

Compartir

 

 

 

 

 

 

Portada del día
Otras publicaciones en línea
  • Especial Maracaibo
  • Estampas
  • Bienes raíces
  • Turismo

 

 

 

© 2012, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com

Diseñado por