ACNUR denuncia crisis de indígenas venezolanos en Guayana

EFE / [email protected]
Los defensores de derechos humanos expusieron que muchos solo comen una vez al día, no cuentan con servicios y no oportunidades de empleo
indígenas venezolanos

Foto: Agencias

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) expresó hoy su preocupación por las condiciones en las que se encuentran los migrantes y refugiados venezolanos en la vecina Guayana, particularmente los 2.500 miembros de la comunidad indígena warao.

El acceso de estos indígenas a servicios de atención es limitado, y el envío de ayuda se ve dificultado por la falta de infraestructura de transporte en las remotas áreas donde algunas de las comunidades se han reubicado, señaló la representante regional de ACNUR Philippa Candler.

"Muchos de los warao sólo pueden comer una vez al día, a veces menos, no tienen oportunidades de empleo y la mitad de ellos recurren a la mendicidad, dependen de la asistencia humanitaria o realizan pequeños trabajos, a veces a cambio de comida", señaló en videoconferencia desde Panamá.

Un niño de estas comunidades falleció y otros tuvieron que recibir atención médica la semana pasada debido a problemas derivados de la malnutrición y las malas condiciones sanitarias, agregó la responsable de ACNUR.

Guayana acoge unos 24.500 migrantes y refugiados procedentes de Venezuela, tan sólo una pequeña parte de los más de seis millones que han dejado el país a causa de la crisis económica y política que atraviesa en los últimos años.

¿Deseas recibir esta y otras noticias en tu celular? Únete a nuestro grupo de Telegram o WhatsApp a través de los siguientes enlaces: Telegram https://t.me/diariolaverdad  y WhatsApp https://bit.ly/3wDlkQO.  Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y en Facebook y Twitter @laverdadweb.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama