Lo bueno, lo malo y lo feo de las rutas Bus Maracaibo

Reyna Carreño Miranda / Maracaibo, Zulia / [email protected]
Para muchos fue una grata sorpresa encontrarse con estas unidades que cubren rutas “de largo aliento” y conectan el centro de la ciudad con comunidades lejanas

(Foto: Cortesía)

Hay que decirlo, una de las mejores cosas que ha visto la ciudad en los últimos años es la activación de las rutas 2, 4 y 8 de Bus Maracaibo. Sobre todo porque se paga con tarjeta y evita a los usuarios la penosa tarea de buscar efectivo.

Para muchos fue una grata sorpresa encontrarse con estas unidades que cubren rutas “de largo aliento” y conectan el centro de la ciudad con comunidades lejanas, donde hace años no pasaba una unidad de transporte público.

Sin embargo, como nada es perfecto, las rutas de Bus Maracaibo viene “pasado aceite” por algunas situaciones que aún no se han podido resolver. Acá una lista de lo bueno, lo malo y lo feo que transita a bordo de Bus Maracaibo, solo para resaltar la labor y hacer evidente lo que se puede corregir.

Lo bueno

  • El sistema de cobro es automatizado con pasaje electrónico que se paga “por punto”.
  • El pasaje es económico, solo 100 mil bolívares.
  • Cubren rutas largas y pasan por zonas de difícil acceso.
  • Los choferes tienen como norma no aceptar pago en efectivo.
  • Se evidencia una desinfección constante de las unidades para prevenir contagios con la Covid-19.
  • No transportan pasajeros de pie ni hacinados.
  • Se exige el uso del tapabocas y el cumplimiento de las medidas de bioseguridad.
  • Se respeta el uso de las paradas.

 

Lo malo

  • Las tres rutas tienen severos problemas con el suministro de combustible, lo que les impide prestar un servicio continuo.
  • Dejan a los pasajeros varados cuando se agota el gasoil, lo que ocurre al menos dos veces por semana.
  • Las paradas no están identificadas como tal y los usuarios se confunden.
  • Las fallas de internet impiden que los usuarios recarguen la tarjeta, en puntos como San Sebastián y Parque Urdaneta.
  • Son pocas unidades para la afluencia de pasajeros.
  • Pueden pasar hasta dos horas de espera entre una unidad y otra.

 

Lo feo

  • Algunos choferes conversan por teléfono mientras manejas, para lo cual se retiran el tapabocas y se distraen del volante.
  • Los usuarios no “asimilan” el respeto al embarque y desembarque solo en paradas. También les cuesta cumplir las normas de bioseguridad.
  • No existe una manera eficiente de informarle al usuario cuando las unidades no están trabajando por falta de gasoil.
  • En momentos del día, algunos buses se retiran de sus rutas para prestar servicio de transporte a trabajadores e instituciones oficiales y dejan a los usuarios en espera.
  • Los pasajeros que más se benefician son los que esperan en los puntos de salida y destino, porque las unidades pasan llenos por la mayor parte de las paradas.

 

¿Deseas recibir esta y otras noticias en tu celular? Únete a nuestro grupo de Telegram o WhatsApp a través de los siguientes enlaces: Telegram https://t.me/diariolaverdad y WhatsApp https://chat.whatsapp.com/LlCP9WvzykADQsCosavMVK. Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y en Facebook y Twitter @laverdadweb.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama