Primeros días de vacunación anticovid transcurren con "confusión"

Agencias / [email protected]
Carlos Alvarado, ministro de Salud, detalló que al menos unos 60 centros de salud están preparados para poder atender a los ciudadanos que necesiten ponerse la vacuna anticovid 

Foto: Agencias

Zuleika Pérez trabaja como analista de recursos humanos en el ahora Hospital Universitario Dr. Miguel Ángel Rangel, mejor conocido como Periférico de Coche. 

El lunes 22 de febrero acudió al centro de salud donde labora a retirar la acostumbrada bolsa de comida que les otorgan a través del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Fue en ese momento cuando se enteró que podía recibir la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19.

“Yo me enteré que estaban vacunando el jueves, cuando vi la cadena nacional y vi que estaban vacunando en el hospital”, contó, al referir que desde tempranas horas de ese jueves 18 había recibido comentarios de sus compañeros de trabajo. Algo pasaría: cuerpos de seguridad y trabajadores del canal del Estado comenzaban a llegar al lugar.

Ese mismo día, Delcy Rodríguez, acompañada del ministro de Salud, Carlos Alvarado, anunció la puesta en marcha de la primera fase de inmunización al personal sanitario contra la Covid-19, asegurando entonces que serían Caracas, Miranda y Vargas las primeras entidades donde se desarrollaría la primera etapa. 

Para eso fueron seleccionados los hospitales: Victorino Santaella, Hospital Vargas de La Guaira, y el Periférico de Catia. Pese al anuncio, la opacidad y la incongruencia no se han hecho esperar.

En los estados de WhatsApp, Pérez comenzó a ver fotos del personal que indicaban que estaban haciendo la cola para recibir la vacuna. “Al llegar nos dijeron que todo el personal de nómina debía vacunarse, yo no venía para esto, pero entonces vi que podía y aproveché”, comentó.

Zuleika Pérez, quien además forma pare de la directiva del Sindicato Único Nacional de Empleados Públicos del Sector Salud (Sunep-Sas), entró al servicio de epidemiología del Hospital de Coche, ahí la esperaba una enfermera que anotaría primero todos sus datos en una planilla.

Nombre, apellido, cédula, fecha de nacimiento, correo electrónico y número de teléfono fueron algunos de los datos que le solicitaron, sumado la necesidad de saber si tiene alguna enfermedad preexistente como diabetes o hipertensión. Asimismo, debía decir si tenía síntomas asociados al coronavirus, dolor de cabeza, fiebre o malestar.

Luego de pasar todas las respuestas se movió a una sala, donde la enfermera la inyectó y luego diez minutos de descanso en una sala de espera. Una tarjeta de vacunación con sus datos y la fecha en la que debía recibir su segunda dosis contra la Covid-19 fue lo último que le entregaron al salir.

Centros preparados

Unos 60 centros de salud centinelas en todo el país están “preparados” para iniciar el proceso de vacunación al personal de salud contra la Covid-19, dijo entonces el ministro de Salud, Carlos Alvarado, poniendo en marcha el plan de vacunación contra la Covid-19, que incluiría en su primera fase al sector público y privado.

Esto con las 100 mil dosis de la vacuna Sputnik V que llegaron al país el 13 de febrero, y que representan apenas un 1% de lo prometido por el régimen de Nicolás Maduro, quien afirmó de primera mano que su gabinete había logrado un acuerdo con las autoridades rusas para la compra de 10 millones de vacunas contra la Covid-19.

Ante este escenario de una primera fase de vacunación y con dosis muy limitadas el gobierno debería dar cumplimiento a cabalidad a sus propias palabras, lograr la inmunización eficaz de todos los trabajadores de la salud. Sin embargo, el desorden y la improvisación han marcado la pauta, lo que augura un escenario de cero controles.

“El sábado estoy en mis labores y uno de los muchachos que está de guardia me avisa que estaban vacunando”. Así conoció el médico internista Gustavo Villasmil, que en su centro de salud, el Hospital Clínico Universitario de Caracas, que habían comenzado a inmunizar al personal.

“Nadie de la directiva me llamó, mucho menos nos explicaron por departamento cómo sería la vacunación”, indicó, al referir que el proceso, aunque eficaz gracias al personal que labora en el hospital, comenzó con el pie izquierdo.

Villasmil considera que, con dosis tan limitadas, debería existir un censo dentro de cada centro de salud, que priorice al personal de las áreas de emergencia, cuidados intensivos, medicina interna, y el resto del hospital, para en ese orden dar paso a la inmunización contra la Covid-19.

Sin embargo, dijo que, pese a la poca organización, no ha habido distingo entre los trabajadores de salud a la hora de ser vacunados, “porque el riesgo no tiene que ver con escalafón, el virus no entiende de eso, y así debería ser”, es decir, médicos, enfermeras, personal auxiliar, administrativo y obreros han recibido su primera dosis de inmunización, o por lo menos así ocurre en este centro de trabajo.

Gustavo Villasmil, quien además forma parta de la comisión de expertos de la salud designada por Juan Guaidó, explicó que, aunque la inmunización en el hospital en el que labora ha sido exitosa, conoce casos de colegas en los que el personal sanitario aún no sabe nada del proceso.

Es el caso del infectólogo Julio Castro, una voz autorizada en materia de la Covid-19 debido a su contacto diario con pacientes con esta enfermedad, así como sus estudios sobre el tema.

Castro, que forma parte del Instituto de Medicina Tropical de la UCV, donde se atienden consultas únicas en el país, asegura que ni por el área pública ni por el sector médico privado para el cual también labora, fue notificado de cuándo recibirá su primera dosis de inmunización.

Esto a pesar de lo dicho por la viceministra de Redes de Salud Colectiva, Marisela Bermúdez, quien aseguro que solo en Caracas serían vacunados poco más de 11.000 trabajadores del sector salud; mientras que en Miranda esperan vacunar a siete mil profesionales contra esta enfermedad.

Anuncio de vacunación

Fue a través de redes como Instagram o Twitter, donde médicos, enfermeras, personal administrativo y obreros que trabajan en los centros de salud públicos dieron a conocer la buena noticia.

Fotos, vídeos y mensajes incentivando a la población para que cuando llegue el momento accedan a ponerse la vacuna, no se hicieron esperar.

Así ocurrió con Pedro Blanco, pediatra del Hospital Universitario de Caracas, quien subió una foto justo cuando estaba siendo vacunado, acompañado de un mensaje que señalaba que su decisión de recibir la vacuna rusa Sputnik V, responde al aval dado por la sociedad científica, demostrando una eficacia por encima de 90%.

Además, dijo que “es la vacuna que tenemos disponible en el país, no se den el lujo de perder la oportunidad”, escribió.

Su vacunación se produjo cuando la jefa de servicio de su departamento le indicó que ciertamente habían llegado las vacunas y además, le sugirió que fuese el mismo sábado 20 de febrero, porque el lunes se comenzaba la inmunización masiva de todo el personal.

Por otro lado el jefe de postgrado de la Universidad del Zulia (LUZ), Freddy Pachano, publicó que en el Hospital Central de Maracaibo, también se dio inicio a la inmunización del personal sanitario.

Desde el sector salud se ha exigido la publicación del plan de inmunización, o aquello que indique cómo se está desarrollando esta vacunación masiva, solo así se podrá tener certeza del manejo correcto de estos recursos que buscan frenar una pandemia que lleva más de un año afectando a la humanidad.

Fuente: Tal Cual 

¿Deseas recibir esta y otras noticias en tu celular? Únete a nuestro grupo de Telegram o WhatsApp a través de los siguientes enlaces: Telegram https://t.me/diariolaverdad y WhatsApp https://chat.whatsapp.com/FcycgRnphVEJs2kEZmUjUZ. Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y en Facebook y Twitter @laverdadweb.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama