Peluquerías y estéticas imponen “nuevos estilos” para trabajar

Marylee K. Blackman T. / Maracaibo, Zulia / [email protected]
Laborar con distanciamiento social, usando la mascarilla, gel antibacterial o alcohol, exclusivamente mediante citas y con un número reducido de clientes a diario

(Foto: Referencial)

Sin duda las peluquerías son uno de los sectores más afectados por la cuarentena preventiva ante la Covid-19. Muchas cerraron sus puertas y quienes se dedican a esta labor lo hacen desde su casa o a domicilio.

Desde que comenzó la cuarentena muchos salones de belleza y estéticas se encuentran cerrados. Esto significa un cambio inesperado y se siente el impacto económico en el sector.

Mujeres y hombres, quienes durante años se dedicaron al negocio de "poner bellos" a los demás, tuvieron que redefinir su trabajo y adecuarse a los cambios impuestos por la pandemia.

No es un trabajo más

 

“No es un trabajo más. Es esencial porque la belleza, el mimo y el trato al llegar a una peluquería es una experiencia”, señala Mercy García quien tiene 15 años ejerciendo como peluquera.

“Ser recibido y que te hagan un tratamiento en el cabello significa mucho más que un corte de pelo. Es un relax”, completa.

Trabajar como peluquero es una opción para los que desean desarrollar una ocupación dónde la destreza es fundamental para lograr en el cliente el look perfecto.

“Aprender el arte de la peluquería es muy fácil. Hay quienes tienen esa habilidad para destacarse como peluquero o estilista. Con un curso y teniendo las herramientas enseguida te incorporas al mercado laboral”, relata.

Además, estos espacios no solo ofrecen técnicas de embellecimiento, para el cliente es la opción de aliviar las tensiones del día a día.

Santamaría a media asta

En una conocida peluquería de la ciudad la afluencia de clientes no es la misma. Quien administra el lugar dice que han perdido casi el 50 por ciento de sus clientes asiduos.

“Al principio de la cuarentena estuvimos confundidos, especialmente por lo de evitar los espacios cerrados y la aglomeración de personas”, expresa.

También admite que “durante varias semanas trabajamos a ‘puerta cerrada’, por citas, solo con los clientes conocidos”.

“Luego vino lo de la flexibilización y ahora abrimos solo en las semanas permitidas con horario restringido”. Esto les permite mantenerse activos. Sin embargo la cantidad de clientes bajó más de la mitad.

“En condiciones normales recibíamos entre 50 y 80 personas por día. Durante el fin de semana ese número aumentaba y podíamos atender a más de 150 personas”, detalla.

Sin embargo, resalta que ahora “muchos clientes llevan meses sin cortarse el pelo, incluso desde antes de la cuarentena, ya que varios cancelaron sus citas por temor a contagiarse en la peluquería”.

En medio de la pandemia y la cuarentena mucha gente se ha cortado su propio cabello. Algunos incluso se han teñido ellos mismos.

Nuevas reglas, nuevos estilos

Las medidas y recomendaciones para los que continúan abiertos al público deben ser acatadas con especial atención. Especialmente porque son espacios cerrados y evitar la aglomeración de personas para la propagación del virus es de suma importancia.

“Hay que hacerlo con distanciamiento social, usando la mascarilla, gel antibacterial o alcohol. Las medidas de higiene y desinfección deben ser aplicadas con frecuencia”.

Otra medida es la de trabajar exclusivamente mediante citas y con un número reducido de clientes a diario. Pero con la situación económica que se vive en Maracaibo esto no es tan fácil.

Deben buscar las alternativas que les permita seguir abiertos y conservar un poco de la “normalidad” que se tenía antes de la llegada del virus.

El corte de cabello cuesta mínimo cinco dólares en efectivo y en algunas han optado por cobrar una comisión por pagar por el punto de venta. Esto cómo una manera de “completar” el costo del servicio y poder seguir funcionando.

Todo parece indicar que por mucho tiempo, y aún después de pasado el confinamiento y el distanciamiento social, cortarse el cabello será una experiencia muy distinta.

Con la Covid-19, las restricciones, racionamientos eléctricos y sin gasolina los marabinos siguen resistiendo en una ciudad que busca salir de esta situación muy pronto.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/diariolaverdad y dale click a +Unirme. Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y Facebook  y Twitter @laverdadweb.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama