Sin suero antiofídico en la Sierra de Perijá desde hace más de dos años

Julio Gutiérrez / Maracaibo, Zulia / [email protected]
El párroco de la Misióndel Tukuko denunció también la falta del antídoto en el Hospital de Machiques, lo que causó la muerte de un niño yucpa el pasado mayo

(Foto: Agencias)

Los indígenas yucpa, barí y demás habitantes de la Sierra de Perijá no cuentan con suero antiofídico polivalente desde hace más de dos años para sobrevivir a las mortales mordeduras de serpientes.

El sacerdote Nelson Sandoval, párroco de la Misión del Tokuko, en Machiques de Perijá, califica de “bastante grave” la escasez del antídoto en la zona por la elevada cantidad de casos, sobre todo por parte de mapanares, conocida también como guayacán.

Denunció el fraile capuchino que “los últimos tres kits que se utilizaron en el ambulatorio del Tokuko, el único que funciona en toda la zona, los entregué yo a comienzos de 2018, de una donación”.

“Todo el que sea mordido en la Sierra, si es de la cuenca del Tokuko acuden al ambulatorio; si son de otras cuentas van directo a Machiques; pero llegan allá y no hay el suero, y tienen que enviar a Maracaibo, con las demoras de que no hay ambulancias y cada quien tiene que resolver”, recalcó.

Cabe destacar que el pequeño centro asistencial es una dependencia de la red ambulatoria de la Secretaría de Salud, de la Gobernación del Zulia.

Según reportó el padre Sandoval, por la falta de suero antiofídico en el referido laboratorio no pudo salvarse la vida al niño José Akchi Pico, de 12 años, quien fue mordido por una mapanare el 1 de mayo en la comunidad de Santa Catalina, a orillas del río Shukumu.

A ello se sumó, la escasez de gasolina para su urgente movilización para que recibiera atención médica de inmediato, dado que residía a unas seis horas de distancia del poblado del Tukuko, recordó.

Fue remitido al Hospital de Machiques, pero allí tampoco había el antídoto necesario para detener la coagulación de la sangre por mordeduras venenosas, por lo que fue enviado a Maracaibo, donde a pesar de los esfuerzos falleció el pasado 4 de mayo.

Comentó el misionero que no tiene conocimiento desde cuándo tampoco hay suero antiofídico en el Hospital de Machiques, también dependencia de la Secretaria de Salud.

Sin embargo, aseguró que este año “no ha habido, porque en febrero una niña fue mordida en el Tokuko y en mayo tres más en el Tokuko, y un señora de la zona entre el Yasa y El Tokuko, y tampoco había”.

Y recordó también que “el 17 de junio del año pasado en Machiques fueron ingresadas tres personas mordidas y tuvieron que ser llevados a Maracaibo, donde solo había un kit que se lo pusieron al que estaba peor y los otros dos se agravaron”.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/diariolaverdad y dale click a +Unirme. Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y Facebook  y Twitter @laverdadweb.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama