UCEZ preocupada ante situación del comercio en el Zulia 

Alexander Arteaga/Maracaibo, Zulia/[email protected]
La UCEZ está a la orden para idear en conjunto con el sector público y privado, las soluciones adecuadas para el bienestar de las familias zulianas y venezolanas

(Foto: Agencias)

Luego del anuncio de flexibilización para el sector comercial que entra en vigencia a partir del 1 de junio en Venezuela, presentado por Nicolás Maduro este sábado 30 de mayo en cadena nacional, la Unión Empresarial del Comercio y de los Servicios del estado Zulia (UCEZ), mostró gran preocupación y alarma por la exclusión de dicha flexibilización a municipios fronterizos con Colombia y Brasil, también Maracaibo y San Francisco.

Ante tal medida, fijan posición a través de un comunicado, presentado este 31 de mayo donde exponen lo siguiente: "Hacemos hincapié en que no es posible que las familias que dependen del comercio, puedan aguantar esta cuarentena si no tienen los ingresos para mantenerse; esos ingresos provienen de su propio trabajo". 

En la misiva también se expresa el alarmante peligro de registrar cifras lamentables, no sólo de pérdidas de empleo y quiebre de negocios, sino, de la afectación de la salud física y mental de miles de familias que para el momento de este comunicado, tienen muchas limitaciones para adquirir alimentos porque no han podido generar ingresos con su honesto trabajo para sustentar a sus familias.

Por consiguiente, solicitan que se reactive el comercio en Maracaibo y San Francisco, antes de que esta situación pueda degenerar en un problema humanitario.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/diariolaverdad y dale click a +Unirme. Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y Facebook  y Twitter @laverdadweb.

 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama