publicidad


Marabinos se movilizan en busca de comida y medicinas

Equipo Reporteril / Maracaibo, Zulia / diariolaverdadweb@gmail.com
La falta de agua sigue afectando la ciudad, pues no hay camiones cisternas trabajando por la falta de gasolina

(Foto: José Nava)

Maracaibo languidece ante las restricciones de la cuarentena. Sin embargo, muchos aún se obstinan por salir para abastecerse de alimentos o comprar alguna medicina.

En el sector Cuatricentenario, los abastos, panaderías y farmacias siguen laborando de forma normal, un vendedor de café y cigarrillos dice que él continúa vendiendo igual pero que a las 2.00 de la tarde la policía comienza a desalojar a los vendedores informarles.

En los comercios formales se está cumpliendo el horario de 8.00 de la mañana a 2.00 de la tarde. Se observan muchas personas a pie haciendo compras de comida y medicinas, la gran mayoría cubren sus rostros con tapabocas, franelas y trapos. Nadie usa guantes.

Es de hacer notar que muchos tapabocas son de fabricación casera.

El transporte público es escaso, el fiscal de la ruta C-3/La Curva comentó que solo están trabajando tres camionetas tipo chirrinchera y la tarifa está en 20 mil bolívares.

En las farmacias de la zona ya no hay mascarillas, gel antibacterial ni alcohol. En las panaderías y supermercados exigen entrar con tapabocas y un empleado en la entrada aplica en las manos una mezcla de gel con alcohol.

La falta de agua sigue afectando al sector pues no hay camiones cisternas trabajando por la falta de gasolina y el surtido por tubería ha sido casi nulo estos días.

Un botellón de agua de 20 litros se cotiza entre 25 y 40 mil bolívares. En algunos expendios de alimentos ya comienzan a notarse algunos anaqueles vacíos, las verduras también comienzan a desaparecer, el plátano, la yuca y la papa son las más buscadas por los compradores.

En la zona sur mucha afluencia

Por primera vez desde el inicio de la cuarentena el pasado 16 de marzo, este martes, se observó más afluencia de gente en las calles de Maracaibo.

Este fue el escenario en el sector Pomona de la ciudad marabina, donde la gente alegaba la necesidad de salir para comprar alimentos y medicinas.

“Yo tengo un pequeño abasto en mi casa y por eso tuve que bajar al centro para abastecerme. Vi todo muy normal en el centro. Me fui y me vine en transporte público. Pagué 20 mil bolívares de pasaje”, comentó Mervin Pérez, habitante del sector Pomona, mientras cargaba dos sacos con comida.

Los grupos de gente destacaban en los locales comerciales de venta de alimentos, únicos autorizados junto a las farmacias, para trabajar hasta las dos de la tarde.

Las personas tratan de comprar en su zona residencial, ya que son pocas las unidades que están prestando transporte público, pese a que este servicio está suspendido por la cuarentena.

A diferencia de otros días, esta vez la mayoría de los transeúntes usan tapabocas. Pocas personas, caminan por la calle sin su mascarilla, mientras que en los comercios nadie entra si no las lleva puestas.

“Así me llamen odioso, yo no dejo entrar a nadie sin su tapaboca. Es la norma”, expuso el vigilante de una venta de verdura.

Según decreto nacional, en el comercio solo pueden laborar los negocios de alimentos y farmacia. No obstante, este martes en Pomona, se observaron abiertos locales de venta de desinfectante, una ferretería, un taller de mecánico y un salón de belleza.

“Hay que ganarse el pan ¿Cómo hago? Abro el local, pero estamos aplicando fuertemente las normas de prevención”, refirió el encargado del taller mecánico.

En el 18 todo en calma

En la mañana se observó poca afluencia de personas en la calle, sin duda lo que más se nota son personas de tercera edad. A diferencia de los otros días, los compradores andan a pie, casi no se ven carros en la calle. 

Lo que más le preocupa a la gente es quedarse sin comida, pero también que el desabastecimiento propicie desorden social y por lo tanto saqueos. 

Los vendedores informales acusan una disminución de casi un 50 por ciento. Uno de ellos explicó que los compradores están “abarrotando” los supermercados grandes, tal vez por falta de efectivo. 

En cuanto al resguardo, en la zona patrullan un convoy de policía municipal y alrededor de 30 motos. El monitoreo se realiza a primeras horas de la mañana y luego a las 5.00 de la tarde.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/diariolaverdad y dale click a +Unirme. Además, sigue nuestro perfil enInstagram @diariolaverdad y Facebook  y Twitter @laverdadweb.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama