Médicos venezolanos que encuentran el éxito tras las fronteras

Alexander Arteaga/Maracaibo, Zulia/[email protected]
La Homologación de los títulos profesionales, requiere de paciencia y de insistencia para poder ejercer como médicos en otros países

(Foto: Agencias)

Cada 10 de marzo, como todos los años, se celebra en Venezuela el día del Médico. La Verdad entrevistó vía telefónica a varios profesionales de la medicina, para conocer de cerca su experiencia desde la distancia y de lo que acontece en sus carreras haciendo vida en otros países del mundo. 

Wilmer Márquez se graduó como médico general en el año 1994 tiene 26 años de servicio ininterrumpidos, es  médico cirujano especialista en ginecología y obstetricia con 18 años de experiencia en esta rama, diplomado en ecografía general, coach ontológico, diplomado en psicología y neurociencia de las emociones, forma parte de una escuela de formación de Biodanza. 

Decide migrar porque considera que se mantenía en una constante "carrera de ratas". Trabajaba de lunes a lunes y siempre estaba cansado. por lo que, el beneficio económico no representaba y mucho menos compensaba las arduas horas que laboraba en el sistema de salud venezolano. 

Con miras a solventar su situación económica emprende su rumbo hacia Ecuador, que era para entonces, el país con menos exigencias para la homologación de títulos universitarios.

"Las barreras para homologar mi título las tuve en Venezuela, sacar un documento de la universidad aún pagando era muy tedioso, mientras que en Ecuador fue más sencillo, basta con entregar los recaudos que te solicitan y en poco tiempo te entregan dicha homologación", asegura el galeno.

La experiencia

Cuenta, que al llegar como todo emigrante, o al menos eso supone, comenzó con mucho miedo, deprimido, le costaba pensar que tenía que quedarse allá para toda la vida y afirma que no tuvo problemas de xenofobia, por el contrario recibió mucha ayuda de personas maravillosas tanto venezolanas, como ecuatorianas.

A los 15 días de haber llegado al país meridional hizo contacto con una empresa privada de salud (Medi Salud), en la cual cumplirá próximamente un año de servicio. Su calidad de vida comenzó a mejorar, por lo que se siente bien, aunque recuerda constantemente a su familia, sus amigos, sus cosas, deseoso de retornar y añora que todo mejore en Venezuela para poder regresar.

El visado

La visa la tenía desde que estaba en Venezuela, por lo que nunca tuve obstáculo, para tener la cédula temporal, lo que es documentación aquí se paga todo pero se entregan en el lapso establecido.

Recomendaciones 

Márquez recomienda, a los nuevos migrantes, salir preparados academicamente, saber cuales son las condiciones de trabajo, salir legal de Venezuela, llegar al país de destino legalmente, "demostrarle a esos países de que somos útiles, somos necesarios y estamos preparados para ejercer nuestras carreras como profesionales universitarios", aseguró.

Conocer la cultura del país, condiciones de movilidad humana, los recaudos para homologación, tener diferentes saberes o competencias, para tener varias alternativas.

"En mi caso compartí consultorio con cinco especialistas, pero como yo tenía conocimientos en distintas áreas quedé como titular del puesto que requería la empresa", aseveró Márquez.

Salud pública en Ecuador

El médico cirujano alega que el servicio de medicina pública en Ecuador presenta ciertas deficiencias y que Venezuela contaba con mejor sistema de salud pública que la mayoría de los países latinoamericanos en sus mejores tiempos.

Para Krystal Valera, de 30 años de edad, graduada en La Universidad del Zulia (LUZ) de médico cirujano en el año 2012 y posteriormente en anestesiología en el año 2018, vive en Chile desde hace cuatro meses, ella, como muchos venezolanos, luchó por no despegarse del país que la vio nacer. 

La situación laboral que se presenta en los centros de salud del estado Zulia y su situación personal, le impidió continuar con su vida en Venezuela.

La grave crisis de los servicios públicos la condujeron a tomar la decisión definitiva de salir del país.

En la actualidad, ejerce como médico general. Krystal Valera indica que allá tiene que cumplir con una serie de pasos que incluye presentar cuatro exámenes prácticos solo para homologar el título de médico general, de igual manera el mismo proceso es considerado para homologar su título de especialista.

A pesar de que está radicada en un país latinoamericano, el sistema de salud tiene sus deficiencias, por lo que asegura, no es perfecto, y rescata el hecho de que al paciente se le cubren sus necesidades al momento de asistir a una emergencia, además se tiene la disponibilidad de estudios de laboratorio, imágenes y medicamentos. 

Valera trabaja en el sistema Básico de Salud de Chile, incluso afirma que es más de lo básico. A los pacientes, una vez que se les da el alta médica, el centro médico les ofrece los insumos y medicamentos para que continúe con el tratamiento y recuperación.  “Lo que amerite el paciente luego de la consulta se le entrega porque se cuenta con lo necesario”, indicó Valera.

“El sistema de salud es semiprivado, se cuenta y se tiene todo lo necesario para trabajar” acotó, Valera.

Indica que ejerce como médico general y su sueldo le alcanza para una vida absolutamente digna, sin tener que trabajar a tiempo completo, cosa que no podía hacer en Venezuela, y su sueldo le alcanza para pagar arriendo, comida, servicios públicos y para enviarle dinero suficiente a sus familiares.

Aclara que, en Chile se siguen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de las sociedades científicas, se trata de estar en la medida de lo posible y de estar a la vanguardia en los tratamientos, de los fármacos más nuevos y en cuanto a  los brotes de enfermedades epidemiológicas se tiene una respuesta inmediata que en Venezuela no se tiene porque no está preparada. 

“En Venezuela, si los pacientes no compraban los insumos, tal es el caso de mi especialidad que es la anestesiología, no se le podía intervenir quirúrgicamente”, afirmó la especialista en anestesiología.

El médico aquí es respetado, tanto por el paciente, como por las directivas de las instituciones de salud, allá (Venezuela) estas directivas están sujetas a las políticas del gobierno y se vulneran todos los derechos de los profesionales de la medicina a diario.  

La profesional de la medicina recuerda desde la distancia a su familia, amigos y compañeros de trabajo con mucho sentimiento y con la esperanza de volver algún día a su tierra natal. 

Krystal Valera

El proceso 

Rosanyela Medina de 26 años se graduó de Médico Cirujano en mayo de 2018, en La Universidad del Zulia, de momento no tiene especialidad.

Antes de poder revalidar su título en medicina, Medina tuvo dos trabajos, uno de ejecutiva en una compañía telefónica de renombre y otro de vendedora en una tienda de uniformes escolares.

El proceso de revalidación duró casi un año después que llegó a Chile en agosto de 2018, ella describe el proceso como largo, más no imposible.

Lo que más extraña de Venezuela es a su familia. Rosanyela ejerce su profesión desde enero de 2020 en Santiago, la ciudad donde decidió echar raíces y desarrollarse como médico, profesión que se le hizo cuesta arriba lograr en su país de origen.

 

Comparte esto:Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/diariolaverdad y dale click a +Unirme. Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y Facebook  y Twitter @laverdadweb.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama