publicidad

Denuncian maltrato de militar retirado en el IPFA

Valentina Faría / Maracaibo / diariolaverdadweb@gmail.com
La mañana del pasado 28 de marzo se produjo un descontento durante una jornada de entrega de cajas CLAP en el Instituto de Prevención Social de la Fuerza Armada (IPFA)

(Foto 1 : Valentina Faría). (Foto 2 y 3: Cortesía).

José Francisco Noguera García, sargento supervisor pensionado y parte de la reserva activa de la Guardia Nacional, de 65 años, fue agredido en la oficina del director y coronel del IPFA, Douglas Escalona Marcano, por exigir la entrega de la caja CLAP para un grupo de militares retirados de la cual él pertenece. “Yo estaba en las instalaciones del IPFA y ya se habían suscitado diferentes inconvenientes durante la jornada, como que no aparecían aproximadamente 300 personas en el sistema, y el coronel nunca salió a dar la cara”, dijo el pensionado.

Aseguró  que  todas las personas que se encontraban a la espera de las cajas, pertenecían a la reserva activa de la Guardia y forman parte de la caja de ahorros del instituto, de la cual se descuenta el costo de la caja de alimentos. “Muchos no aparecían en el sistema, porque según ellos se estaban dejando llevar por una data anterior y los de la data nueva, todos presentaban problemas”, agregó. 

“Las puertas del IPFA estaban cerradas, según ellos porque ese día no habían actividades laborales, pero se supone que hay una entrega de alimentos en las instalaciones, deberían estar abiertas para que el director salga a resolver los problemas de la jornada”, expresó.

Destacó que tuvo que esperar que el miliciano le avisara al coronel, Douglas Escalona Marcano, para que lo atendiera. “Ese señor reiteradamente me dijo que el coronel no estaba atendiendo a nadie, y que tampoco lo iba a hacer”, dijo.

Reveló que logró subir pero el sargento, Alexander Carrizo Delgado, lo llamó “abusador y un pasado”. “Yo solo le respondí que estar ahí era mi derecho como reserva activa”. 

“Se levantó alterado en dirección a la puerta y me pidió que me saliera de la oficina, que no me iba a atender, me pidió que lo esperara abajo. Yo le insistí que me escuchara, pero empezó a gritar y le dijo al sargento Carrizo que me sacara a como diera lugar”, destacó Noguera sobre el comportamiento del coronel Marcano. 

Dijo que el señor Carrizo se abalanzó sobre él, lo empujó, lo abracó y le produjo varias lesiones, entre ellas moretones y un golpe en la parte posterior de la cabeza.

Instaron a hacer la denuncia en la Fiscalía, en el área de atención a la víctima, el caso se encontraba en la Fiscalía 26 y la subieron a la Fiscalía superior sin obtener ningún avance ni resultado. 

 

Más noticias

  • Limpian sitio afectado por atentado ELN contra oleoducto

    11:46am

    Las autoridades colombianas realizan labores de limpieza en el Pozo Azul, un reconocido sitio turístico del departamento de Norte de Santander que resultó afectado por un atentado que perpetró esta semana la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas.

  • La periodista sueca fue deportada en su llegada al país

    20/04/2019 03:51pm

    La periodista sueca Hernroth-Rothstein salió de su país con la intención impartir una conferencia en la Regents University de Londres sobre la presencia del grupo terrorista Hezbolá en Venezuela

  • Recuperan 230 litros de agua en Sistema Burro Negro

    20/04/2019 03:22pm

    Con este trabajo hay 100 mil habitantes favorecidos. El Ministerio para la Atención de las Aguas a través de Hidrolago logró recuperar 230 litros de agua por segundo al eliminar nueve fugas y colocar una faja en la tubería de 66 pulgadas, cuya rotura afectaba la curva de energía del sistema Burro Negro, y a la vez, impedía buen caudal y presión en la entrega del vital liquido al municipio Cabimas, así lo informo el presidente de Hidrolago Carlos Rivero Peña.

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama