Marabinos esperan por la llegada del agua 

José Manuel Sánchez / Maracaibo / diariolaverdadweb@gmail.com
Los habitantes de los sectores aledaños a la estación Libertador del Metro de Maracaibo cerraron el paso para exigir que lleven camiones cisterna para satisfacer sus necesidades hídricas

Los trabajos para la reparación de la tubería siguen, mientras que los afectados reciben agua de los camiones cisterna. (Foto: Cortesía @hidrolagozulia)

  Por segundo día consecutivo los habitantes de los sectores aledaños a la estación Libertador del Metro de Maracaibo cerraron el cruce que une a la avenida 17 Haticos con la calle 100 de Maracaibo. 

Su exigencia es que Hidrolago, la Gobernación del estado Zulia o la Alcaldía despachen camiones cisterna para satisfacer sus necesidades hídricas. 

Protestas similares se llevan a cabo en diferentes sectores de la capital zuliana, incluso en la misma calle 100. En Sabaneta, a la altura de la estación Urdaneta, el pasado viernes el paso fue cerrado por la misma razón. 

La hidrológica respondió el pedido de los manifestantes y envió un camión para solventar el problema, mientras terminan las reparaciones en los trabajos de Tulé II. 

“MinAguas a través de Hidrolago, la Gobernación de Zulia, PDVSA y Alcaldía de Maracaibo como un solo gobierno eliminan fugas en tubería de 120 pulgadas”, informó la empresa a través de su cuenta de Twitter @hidrolagozulia.

Hidrolago indicó en la misma red social que las fugas de dos y 10 pulgadas fueron eliminadas en la tubería de 120 pulgadas del sistema Tulé II, que suministra agua a los municipios Maracaibo, San Francisco, Mara, Almirante Padilla, Jesús Enrique Lossada y Miranda.

Se esperan recuperar de 800 a mil 200 litros de agua por segundo tras eliminar las fugas en la tubería de 120 pulgadas, donde ya eliminaron al menos 11 fugas.

 

 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama