Diario La Verdad

publicidad

¡Qué molleja de calor!

Mariana Isabel Aguirre / noticias@laverdad.com
Quienes laboran y transitan en el centro de la ciudad aseguran que exponerse al Sol en la mañana y en la tarde “es insoportable”.

Caminar bajo el Sol significa un malestar para los ciudadanos. (Fotos: María Fuenmayor)

En los últimos días la temperatura y la sensación térmicas varió en Maracaibo debido a la temporada lluviosa actualmente activa. Como consecuencia, el calor en la capital zuliana se disparó. 

Los comerciantes, transeúntes y clientes que visitan a diario el centro de Maracaibo afirman que el calor ya “imposibilita” el trabajo y las diligencias en la ciudad. El clima actual conllevó a distintas afecciones de salud, malestar general, mareos y desmayos a quienes están expuestos al Sol a diario. 

Según un informe presentado por el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh), la onda tropical sobre el Mar Caribe al noroccidente del país y la Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT) favorecerán el desarrollo de nubosidad y precipitaciones de intensidad variable, algunas con actividad eléctrica y ráfaga de vientos en gran parte del territorio nacional. Alegan que en el Zulia, esta semana se mantendrá de parcial a nublado con precipitaciones de intensidad variable, algunas con descargas eléctricas y ráfagas de viento. 

Según informó José Muñoz, director de Protección Civil-Maracaibo, el incremento de la sensación térmica supera a la temperatura ambiental de dos a cinco puntos normalmente, pero puede variar por la radiación solar que se perciba por la nubosidad del día. Añadió que como el país pertenece a una zona tropical y está en temporada lluviosa, el ciclo diurno y nocturno del sol puede cambiar.

Prevé que para hoy continúen las lluvias leves, específicamente en durante la mañana o en la noche. 

 

Más noticias

Comentarios
© 2015, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama