Descubre las ventajas de comprar seguidores en redes sociales

Redacción Tecnología / Maracaibo, Zulia / [email protected]
Entre las ventajas que genera la compra de seguidores en las redes están el crecimiento de las empresas y la producción de ingresos para la misma 

Foto: Cortesía

El avance de la tecnología y la masificación de Internet han abierto múltiples oportunidades comerciales a las pequeñas y grandes empresas. Por ello, cada vez más marcas y negocios apuestan por comprar seguidores en redes sociales para fortalecer su presencia en el mundo virtual.

No es un secreto que los hábitos de consumo de la población han cambiado radicalmente en los últimos años. Ahora millones de personas acceden a sus redes sociales para informarse sobre un determinado servicio o para comprar todo tipo de productos en línea.

Por lo que no es fortuito que los expertos en marketing digital sugieran a las empresas emergentes que desean ser competitivas en el mercado apostar por la compra de seguidores de Instagram. Esta estrategia ha ayudado a miles de marcas, startups y negocios a consolidar su imagen en las plataformas sociales.

¿Por qué comprar seguidores en redes sociales?

Las redes sociales son mucho más que un espacio de entretenimiento y diversión para millones de usuarios. En los últimos años, se han convertido en herramientas imprescindibles para el comercio electrónico.

Erróneamente, algunas personas consideran negativo emplear estrategias de marketing que impliquen comprar seguidores de Facebook. Pero la verdad es que detrás de esta demandada alternativa existe un fenómeno psicológico que la respalda.

En 1984, el psicólogo estadounidense Robert Cialdini empleó por primera vez el concepto de prueba social que explica el comportamiento de los consumidores de aceptar y probar productos o servicios nuevos si otros usuarios lo hacen. En pocas palabras, los consumidores son más propensos a aprobar y comprar los servicios y productos de una marca si cuenta con una comunidad de seguidores que lo respalden en las redes sociales.

El único problema para las marcas emergentes es que crear una comunidad de seguidores numerosos puede tardar más de lo deseado. Por suerte, los servicios de compra de seguidores de Instagram o Facebook que ofrecen plataformas como Creapublicidadonline permiten ahorrar tiempo y esfuerzo en esta tarea. A continuación, se presenta una breve lista con algunos de las principales ventajas de apostar por esta efectiva estrategia de marketing:    

Impulsa el crecimiento de las empresas

La clave para crecer en Internet es tener una audiencia. Comprar seguidores en redes sociales es una estrategia que permite promocionar los productos y servicios de las empresas emergentes y llegar a un mayor número de potenciales clientes.

Genera ingresos

Crecer orgánicamente en redes sociales puede llevar mucho tiempo. Sin embargo, al comprar seguidores de redes sociales es posible generar confianza en potenciales clientes, lo que se traduce en un aumento de las ventas.

Una de las principales ventajas de comprar seguidores en Instagram es que ayuda a aumentar la credibilidad de los usuarios. Cuando los potenciales clientes se percatan de la numerosa base de seguidores de una marca, el proceso de decisión de compra se acelera.

Como se puede ver, comprar seguidores en redes sociales es una estrategia que ninguna empresa o marca debe pasar por alto. El comercio electrónico es el presente y futuro de la economía, por lo que garantizar una presencia sólida en redes sociales es fundamental para competir en el mercado virtual. 

 

¿Deseas recibir esta y otras noticias en tu celular? Únete a nuestro grupo de Telegram o WhatsApp a través de los siguientes enlaces: Telegram https://t.me/diariolaverdad y WhatsApp https://bit.ly/3oGlyVa. Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y en Facebook y Twitter @laverdadweb.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama