publicidad

Estudiantes de Ingeniería Mecánica diseñan silla robótica

Keneth Pérez
“Yo espero mejorar la vida de ellos”, dijo Kelilah Wolkowicz, en referencia a las personas que se beneficiarían de la silla de ruedas robótica

Erin Cassidy Hendrick (Foto: Archivo)

Kelilah Wolkowicz, estudiante de ingeniería mecánica de la Universidad Estatal de Pensilvania (Penn State), participa con el Grupo de Sistemas y Vehículos Inteligentes, un laboratorio multidisciplinario en la Escuela de Ingeniería, para la creación de una revolucionaria silla robótica.

Wolkowicz, una sobreviviente de un tumor cerebral a sus 11 años, dijo ante la red de comunicación interna de la universidad, Penn State News, que ella se preguntó “¿Qué haces con la vida que se te ha devuelto?”. “Yo deseo hacer algo para ayudar a las personas”, respondió.

Mientras se diseñaba la silla de ruedas, Wolkowicz y otros investigadores estudiaron cuidadosamente como se podría asistir a los usuarios que padecieran diferentes condiciones y estilos de vida, tales como la esclerosis lateral amiotrófica (ALS por sus siglas en inglés), Parkinson, y otras limitaciones motoras. 

La silla robótica del equipo está revestida con sensores ultrasónicos, los cuales están incorporados para detectar y evadir obstáculos de manera inmediata. Como medida de seguridad, la silla también contiene una línea de luces LED las cuales cambian de color, de verde a rojo, cuando se detecta un objeto en su camino. 

“Si alguien observa a la silla, es importante poder darse cuenta que “ella también observa”, que lo puede ver”, acotó. “No hemos visto es cualidad en ninguna otra silla de ruedas robótica”. 

Los avances del equipo no se detuvieron allí. Usando láseres que recolectan y analizan información del ambienta, lo cual permite que la silla pueda crear un mapa del área. “Esto podría ayudar a personas con Alzheimer, para que puedan encontrar su camino en caso de perderse”, añadió. 

“A través de la medición de los campos magnéticos del ambiente, la silla detecta las no-uniformidades usando las diferencias en el metal de dispositivos cercanos, como refrigeradores y computadoras, en adición a los materiales de construcción dentro de los muros y el piso de la estructura”. Con esa información, la silla puede localizarse a sí misma en un cuarto, con variaciones de milímetros. 

Al ser guiada, la silla posee dos palancas, una en cada reposabrazos. A la vez, posee la capacidad de realizar acciones al medir movimientos en la vista y el musculo de los brazos. En un futuro, el Grupo planea programar la silla para captar actividad cerebral usando sensores de electroencefalograma.

“Si pudiéramos medir la actividad cerebral de una persona que usa, o incluso imagina el movimiento de la palanca, la actividad de la corteza cerebral serviría como una orden para la silla”, explicó Wolkowicz. 

Los próximos pasos en la programación de la silla serán los de refinar los comandos de los usuarios. “Esa es la parte más difícil de programar, la clasificación de los comandos. Eso quedara para los estudiantes que trabajaran en este proyecto después de mi”, afirmó. 

“En un futuro, la silla será más aplicable para el usuario real, en vez de ser un proyecto de laboratorio”, concluyó la futura estudiante de Postdoctorado en Harvard.

 

Más noticias

  • Los "bots": Usuarios fantasma que crean opiniones en la red

    01/08/2018 10:08am

    Los artífices del fraude en internet, como el detectado en Facebook para desinformar y difundir opiniones interesadas, recurren a técnicas muy variadas, como los "bots", ordenadores programados para actuar como usuarios fantasma y cuyo tráfico artificial infla las visualizaciones con clics de máquinas

  • Arroz transgénico tiene proteinas que bloquean el SIDA

    31/07/2018 10:40am

    Investigadores españoles han demostrado que los extractos de tres proteínas diferentes obtenidas de una única planta de arroz transgénico evitan la entrada del VIH en células humanas, en experimentos in vitro

  • Marte no tiene CO2 suficiente para ser una nueva Tierra

    30/07/2018 11:11am

    La "terraformación" es un hipotético proceso que permitiría cambiar las condiciones de un planeta para hacerlo habitable para las especies de la Tierra. Marte sería el candidato más idóneo para esa transformación si no fuera porque carece del dióxido de carbono suficiente

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama