publicidad

Misteriosa estrella no alberga una construcción alienígena

EFE / Madrid / web@laverdad.com
La estrella de Tabby, también conocida como la más misteriosa del Universo por sus incomprensibles cambios de brillo, no estaría orbitada por una megaestructura alienígena, sino que sus cambios de brillo podrían deberse simplemente a cúmulos de polvo

La estrella Tabby no alberga ninguna construcción alienígena como se había planteado. (Foto: Archivo)

Un equipo de más de cien investigadores, dirigidos entre otros por la profesora Tabetha Boyajian de la Universidad Estatal de Luisiana (EE.UU.) considera que los nuevos datos conocidos "desacreditan" la teoría de la civilización extraterrestre, según publica este miércoles The Astrophysical Journal Letters.

KIC 8462852, aunque Boyajian la ha apodado como "la estrella de Tabby", es aparentemente una estrella promedio. Un 50 % más grande y mil grados más caliente que nuestro sol, que se ubica a más mil años luz en la constelación del Cisne.

Pero lo que la hace única es que su brillo aumenta y disminuye de manera inexplicable, lo que ha dado lugar a variadas teorías para intentar explicar ese patrón luz, incluso que una megaestructura alienígena pudiera orbitar la estrella.

El polvo es la "causa más probable" de que disminuya la luz de la estrella y luego vuelva a brillar. Los nuevos datos muestran que los distintos colores de la luz están siendo bloqueados en intensidades diferentes, indicó Boyajian.

Por lo que, indicó, "sea a lo que sea que pase entre nosotros y la estrella no es algo opaco, como podría esperarse de un planeta o una megaestructura alienígena".

El misterio de la estrella de Tabby es tan fascinante que más de 1.700 personas donaron 100.000 dólares (83.034 euros) en una campaña de micromecenazgo para observar y recopilar nuevos datos del cuerpo celeste a través de una red de telescopios en todo el mundo, entre ellos varios en las islas Canarias (archipiélago español en el Atlántico).

Para los expertos, estos episodios de variación en el brillo de la estrella están, "casi seguramente, causados por algo normal, al menos a escala cósmica, lo que los hace más interesantes no menos. Pero sobre todo son misterioso", indica el estudio.

Sin embargo, "aún no se han encontrado todas las respuestas" y los expertos siguen observando a la estrella esperando a que despierte nuevamente y muestre nuevas atenuaciones de la luz, de hasta el 20 %, similares a las que ya registró el telescopio Kepler hace cinco años.

Y es que los astrónomos aficionados llamados "Planet Hunters" ("Cazadores de planetas") han sido los que, revisando cantidades masivas de datos de la misión Kepler de la NASA, detectaron el comportamiento inusual de la estrella en 2015.

Además de la importancia de los fondos aportados por la campaña de micromecenazgo. "Una vez más, sin el apoyo ciudadano no habríamos obtenido esta gran cantidad de datos", afirmó Boyajian.

Pero aún quedan más preguntas por contestar, pues, aunque esta última investigación "descarta las megaestructuras extraterrestres, aumenta la probabilidad de que otros fenómenos estén en la base de esa atenuación" del brillo, señaló Jason Wright, profesor asistente de la Universidad de Luisiana.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama