Diario La Verdad

publicidad

Apuñalan a convicto y lo lanzan en un monte

Ana Karolina Mendoza / Maracaibo / amendoza@laverdad.com
Fernando Miguel Charris Silvera, de 43 años, purgaba condena en Coro, por cinco años. Le otorgaron el beneficio de libertad y trabajo. Visitaba a su familia en Maracaibo. El  fallecido salió a comprar el desayuno el pasado martes en la mañana. Al parecer lo raptaron, lo asesinaron y lo dejaron en un terreno baldío en San Francisco

El cadáver presentó hematomas y heridas producidas por objetos punzopenetrantes. (Foto: Neuro Díaz).

Estaba desaparecido desde el pasado martes en la mañana cuando salió a comprar el desayuno. La familia sospechaba que le había pasado algo, aseguró Ana María Charris a un par de uniformados de la Policía municipal de San Francisco, que resguardaban ayer en la tarde el cadáver de su hermano, Fernando Miguel Charris Silvera, de 43 años.

Los parientes recibieron en la mañana una llamada anónima. Les informaron que Fernando estaba muerto y que lo habían lanzado en un terreno baldío del sector El Trevel en el barrio San Benito, parroquia Marcial Hernández de San Francisco.

Debajo de una mata de cují estaba él, ensangrentado, sin franela y con una abertura en el pecho. Tenía también hematomas en la cara y el cuerpo. Aparentemente lo apuñalaron una vez, certera; y lo golpearon.

Los investigadores de la Policía científica presumen que a Charris lo raptaron del barrio Bello Monte de la parroquia Manuel Dagnino, en Maracaibo, y luego lo asesinaron para cobrarle una cuenta pendiente o por venganza. La data de muerte que le calcularon los inspectores fue de 24 horas. Ya comenzaba a descomponerse, porque estaba expuesto a los rayos solares.

El muerto presentó antecedentes penales por robo agravado. Cumplía una condena de cinco años en el Internado Judicial de Coro, pero le otorgaron el beneficio de libertad condicional. Viajó a Maracaibo el pasado fin de semana para estar junto con su familia, al menos, por una semana, explicó uno de los policías.

"Quizás dejó sus culebras aquí y lo tenían pilla'o. Los delincuentes tienen buena memoria. No se les olvida las caras ni mucho menos las luces que se tragan los otros, las faltas que cometen, pues".

La madre y la pareja de Charris lloraban sin consuelo. Pero Ana María se lamentaba en silencio. Le manifestó a uno de los oficiales que temían que su hermano regresara a Maracaibo, porque sabían que "se la tenían jurada".

 

1 puñalada en el pecho y un sinnúmero de hematomas tenía Charris en la cara y el cuerpo

 

"Los delincuentes tienen buena memoria. No se les olvida las caras ni mucho menos las faltas que otros cometen".

No identificado. Policía.

 

Fernando Miguel Charris Silvera, de 43 años. Presentó prontuario policial por robo. Le otorgaron el beneficio de libertad condicional y trabajo.

Más noticias

  • Golpea y viola a su vecina de 67 años en Cabimas 

    12:00am

    Eran la 1.15 de la mañana. La mujer escuchó unos ruidos y se despertó.  Salió de su cuarto con la intención de ver lo que pasaba y se encontró con la presencia del sujeto dentro de su sala quien presuntamente ingresó por una ventana

  • Grupos delictivos migran a otros municipios

    12:00am

    Morales detalló que para Cabimas, Santa Rita y Mara se están registrando la mayoría de los homicidios, mientras que el delito de hurto se está desarrollando mayormente en Maracaibo, Rosario de Perijá y Cabimas. Las denuncias por robo de vehículo corresponden a Jesús Enrique Lossada, San Francisco y Maracaibo y el delito de hurto de vehículo se instala en Maracaibo y Cabimas

  • Las fugas del retén de Cabimas no cesan

    12:00am

    En lo que va de año suman 27 presos que han escapado del Centro de Arrestos Preventivos de la Costa Oriental de Lago. Funcionarios policiales mantienen un cerco policial en la subregión en la búsqueda del fugitivo y parte del grupo de fugados que aún está en libertad

Comentarios
© 2015, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama