Matan de 30 disparos a actor de la serie "Azotes de Barrio" en Perú

Agencias / [email protected]
Los responsables del incidente según testigos, serían unos ciudadanos de nacionalidad colombiana, quienes arremetieron contra Jesús Mata, apodado "JJ Azote", por presuntamente estar con la pareja de uno de los criminales

Foto: Agencias

El venezolano Jesús Mata, apodado "JJ Azote", fue asesinado de al menos 30 disparos en Perú. El joven era conocido por su trabajo en la serie "Azotes de Barrio". 

Según trascendió en medios peruanos, el homicidio del venezolano ocurrió en Perú, en San Juan de Miraflores, cuando un vehículo intercepto a la víctima, logrando que descendiera de la unidad, momento donde recibió la ráfaga de disparos.

Los responsables del incidente según testigos, serían unos ciudadanos de nacionalidad colombiana, quienes arremetieron contra Mata, por presuntamente estar con la pareja de uno de los criminales.

El suceso fue marcado por la prensa local como "una guerra a muerte" entre bandas extranjeras, que se reúnen en un bar clandestino que funciona en la zona.

Los responsables del incidente según testigos, serían unos ciudadanos de nacionalidad colombiana, quienes arremetieron contra Mata por presuntamente estar con la mujer 

El incidente ha sido marcado por la prensa como "una guerra a muerte" entre bandas extranjeras, que se reúnen en un bar clandestino que funciona en la zona.

Ante esta noticia, el director de cine Jackson Gutiérrez reaccionó, dedicándole un homenaje y lamentando su muerte.¨

 

¿Deseas recibir esta y otras noticias en tu celular? Únete a nuestro grupo de Telegram o WhatsApp a través de los siguientes enlaces: Telegram https://t.me/diariolaverdad  y WhatsApp https://bit.ly/3oGlyVa.  Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y en Facebook y Twitter @laverdadweb.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama