Diario La Verdad

publicidad

Le disparan 27 veces al "Mono"

Ana Karolina Mendoza / Maracaibo / amendoza@laverdad.com
A Keiner Francisco Ruiz Quintana (21) lo mataron porque supuestamente dio información que no debía a delincuentes de una banda organizada. La "Pelúa", madre del difunto, se negó a declarar a los medios. Ayer en la tarde le entregaron el cadáver

El cadáver ingresó a la morgue forense. Familiares se negaron a dar información. (Foto: Archivo).

No tuvieron piedad con el "Mono". Le dispararon 27 veces desde el abdomen hasta la cabeza y lo dejaron en una trilla del barrio Los Rosales, en la parroquia San Isidro, el pasado martes a las 10.30 de la noche.

Dos mujeres llegaron ayer en la mañana a la morgue forense. Lo reconocieron. La "Pelúa", madre del difunto, se negó a dar información a los periodistas, mientras que su acompañante amenazó a los reporteros gráficos con partirles las cámaras si les hacían fotos.

Fueron a la sede regional del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) a declarar y a buscar la boleta para retirar el cuerpo. Regresaron y se sentaron en una de las jardineras de la morgue a llorar silentes. Sabían que velarían los restos en su casa, pero las atormentaba dónde lo sepultarían, pues no tenían los recursos económicos, refirió una fuente policial.

Ajustaron cuentas

Luis Monrroy, jefe de la Policía científica en Zulia, informó que al muchacho se lo llevaron en una camioneta negra -según declararon los familiares- y lo llevaron hasta el barrio Los Rosales. En la calle 3, manzana 2, frente a la iglesia evangélica Dulce Refugio, lo bajaron y lo acribillaron de frente, y ya en el suelo arenoso, lo remataron.

Lo identificaron como Keiner Francisco Ruiz Quintana, de 21 años. Era moreno, de contextura gruesa y alto. Al momento del levantamiento del cadáver el cuerpo estaba hinchado. Los inspectores calcularon que tenía al menos ocho horas de muerto.

En el lugar colectaron varios casquillos de bala calibre nueve milímetros. Presumen que fueron dos los criminales que accionaron sus armas.

Aunque Ruiz no presentó antecedentes policiales, investigan el homicidio como ajuste de cuentas o venganza. Al parecer era miembro de una banda delictiva y dio información que no debía a otros delincuentes.

En la tarde la "Pelúa" contrató un carro fúnebre para que llevara el cadáver de su muchacho a su vivienda, en un barrio de la zona noroeste de Maracaibo.

 

Keiner Francisco Ruiz Quintana. 21 años. Lo asesinaron frente a una iglesia evangélica en la parroquia San Isidro.

Más noticias

  • Arrollan a una sordomuda en la vía a Perijá

    12:00am

    Minutos después del hallazgo, la comunidad llamó a la Policía científica para que se trasladara hasta el lugar. A lo lejos era posible divisar la chirrinchera que la arrolló, el conductor bajó del vehículo abrió el capo, parecía arreglar los cables del motor

  • Aparecen dos cuerpos de pescadores en el Lago 

    12:00am

    La incertidumbre se maximizó, la embarcación en la que salieron tampoco aparecía. Una vez formalizada la denuncia, el cuerpo de bomberos comenzó la búsqueda hasta, ayer a las 11.30 de la mañana, cuando los cuerpos flotaron y aparecieron a orillas del Lago de Maracaibo

  • Matan a un policía al intentar frustrar un robo

    12:00am

    Janio Rubén Mabo Acosta (33) perdió la vida en el Hospital La Concepción I, tras intentar frustrar un robo. Un delincuente le disparó en el pecho. Los familiares de la víctima exigen justicia. La víctima también perteneció a la Policía de La Cañada de Urdaneta. Una vez que el delincuente le disparó, huyó junto a su cómplice sin dejar rastro. La Policía científica trabaja en el caso

Comentarios
© 2015, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama