Detienen durante cinco horas a la abuela y tía de Carlos Millán

Redacción Sucesos / [email protected]
El embajador de Juan Guaidó en Chile denunció que las mujeres fueron detenidas con un vecino y catalogó el procedimiento como "ilegal"
Carlos Millán

Los funcionarios del Sebin frente a la casa de los abuelos de Millán (Foto: @CarlosMillan)

Amalia Arteaga, de 71 años, abuela de Carlos Millán, embajador de Juan Guaidó en Chile, y su tía Mariana Molina, fueron detenidas por el Sebin durante poco más de cinco horas en un allanamiento en su vivienda, situada en Naguanagua, estado Carabobo. Junto con las mujeres detuvieron a Tomás Faría, vecino de la familia. 

Millán denunció el allanamiento "ilegal" en la vivienda a las 4:12 de la tarde de este miércoles. Posteriormente, su abuela y su tía, fueron llevadas con Faría a la sede del Sebin en Naguanagua para presuntamente rendir declaraciones.

"Responsabilizo al régimen y sus cuerpos represores de cualquier cosa que le pueda suceder", expuso desde Chile.

Oficialmente, no hay un pronunciamiento sobre el motivo del allanamiento. 

No fue sino a las 10:37 de la noche, cuando los tres detenidos fueron liberados.

"Mi abuela Amalia, mi tía Mariana y Tomás Farias ya salieron del Sebin. Están bien. Agradezco muchísimo la solidaridad de todas las personas que me escribieron y estuvieron pendientes en estas horas tan difíciles", expresó por medio de un tuit, quien extendió su llamado a comunidad internacional ante los hechos que se vienen suscitando durante toda esta semana cuando se registra varias detenciones de miembros del equipo de Guaidó.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/diariolaverdad y dale click a +Unirme. Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y Facebook  y Twitter @laverdadweb.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama