Arrestan a profesor de natación por abuso sexual en Puerto Ordaz

Agencias / [email protected]
El detenido utilizaba su posición de instructor de natación para poder someter a sus alumnas 

Foto: Agencias

Oficiales del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en Ciudad Guayana capturaron a Hernán José Mendoza, reconocido profesor de natación en Puerto Ordaz, que es llamado ‘El Monstruo de Guayana’ después de ser acusado de abusar sexualmente de al menos seis jóvenes.

Según las acusaciones, a lo largo de su historial como profesor en la famosa escuela de natación Esther Capriles, y otras instituciones de la ciudad, Mendoza utilizó su posición de instructor para someterlas a situaciones de abuso.

Seis víctimas de Mendoza, después de permanecer en silencio durante años, expusieron sus casos en redes sociales y denunciaron formalmente al instructor ante el Cicpc. En sus relatos indicaron que sufrieron de abusos de carácter sexual, que incluyeron la vulneración de sus partes íntimas. Una de ellas incluso aseguró que el profesor le hacía tocarle su genital.

En sus redes sociales, el Cicpc anunció que capturó al «monstruo de Guayana», quien fue puesto a la orden de la Fiscalía 13° del Ministerio Público del estado Bolívar. Según sus investigaciones, el entrenador inducía a niñas y jóvenes a realizar «actos libidinosos».

«Las averiguaciones permitieron conocer que el sexagenario, usaba sus conocimientos como profesor de natación para inducir a niñas y jóvenes a realizar actos libidinosos para satisfacer sus deseos sexuales», destaca el comunicado.

El caso se convirtió en tendencia en las últimas semanas debido a que diversas denuncias tuvieron difusión en redes sociales. Sin embargo, los problemas legales de Mendoza son de larga data.

De acuerdo con una investigación de cinco8, ya en 2005 los padres de las jóvenes Jhuana Pino y Yulimar Tagliaferro, de 12 y 9 años, respectivamente, denunciaron la conducta inapropiada del entrenador ante la junta directiva del Centro Italo Venezolano de Ciudad Guayana, donde laboraba para aquel entonces. Fue obligado a renunciar a su cargo bajo amenaza de los representantes de las menores de ser denunciado ante autoridades policiales.

En 2011 ocurrió una situación similar, una de las violentadas, de 11 años para aquel momento, acudió al Cicpc con su madre para denunciar a Mendoza. La denuncia K-11-0071-06826 del 8 de noviembre de 2011 fue presentada como prueba a cinco8. Sin embargo, el cuerpo policial desestimó las acusaciones debido a que la menor de edad «no fue violada».

Antes del arresto de Mendoza, este aseguró en un chat privado con uno de los directivos de una de las organizaciones en las que trabajó, que era inocente de lo que le acusaban, y que todo se trataba de un intento de extorsión por parte del Cicpc, que ya había intentado hacer lo mismo con varios profesores de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) Guayana.

Fuente: Tal Cual 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/diariolaverdad y dale click a +Unirme. Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y Facebook  y Twitter @laverdadweb

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama