publicidad


192 reclusos murieron en los centros de detención preventiva en 2019

Agencias / diariolaverdadweb@gmail.com
Cuarenta murieron por violencia entre reclusos, 34 por intentar escaparse de los calabozos y 35 se desconoce la causa de la muerte 

Foto: Agencias

Este miércoles 19 de febrero la ONG Una Ventana a la Libertad (UVL) presentó su informe anual 2019 sobre la situación de los derechos humanos (DDHH) que se vive en 239 centros de detención preventiva del país.

El coordinador general de UVL, Carlos Nieto Palma, detalló que durante el año pasado 192 reclusos murieron dentro de los calabozos policiales en todo el país. La mayoría de estos fallecimientos son atribuibles a diversas enfermedades, con mayor énfasis en enfermedades respiratorias como la tuberculosis, por la que murieron 22 detenidos.

También está el abuso de funcionarios policiales o de los cuerpos de seguridad que acabaron con la vida de 16 internos, la violencia entre reclusos que causó 40 muertes, 34 murieron tras intentar evadirse de los calabozos policiales, 21 fallecidos por varias causas y de 35 se desconoce la causa de la muerte.

Para la realización de este informe la ONG monitorea la situación en 239 centros de detención preventivos en 15 estados del país.

Esta nueva presentación se llevó a cabo por 17 investigadores y fueron incluidas la presencial de UVL en Vargas y el seguimiento en el estado Miranda se dividió en tres sectores: Altos Mirandinos, el eje Guarenas - Guatire, Barlovento y Los Valles del Tuy.

Desde la organización reiteraron que indagar sobre la situación de los calabozos policiales en Venezuela es una "tarea compleja", pues esto se atribuye a la negativa de las fuentes oficiales de permitir el acceso a la información, por lo que para levantar estos datos acuden al testimonio de familiares de los detenidos, algunos privados de libertad e incluso la colaboración en anonimato de funcionarios de los cuerpos de seguridad.

Aseguraron que el 2019 fue un año con varias particularidades dentro de los CDP, y es que en el primer semestre el aumento de personas detenidas fue desproporcionada.

Desde Una Ventana a la Libertad atribuyen esta causa al arresto de ciudadanos durante el ejercicio de su derechos a la protesta pacífica, en rechazo a las condiciones de los servicios públicos o a las políticas del Gobierno de turno.

El hacinamiento sigue campante

Para inicios del 2019, el registro de personas detenidas dentro de los CDP o calabozos monitoreados por esta ONG era de 38 mil 318 personas, pero a final de año solamente estaban 19 mil 268, es decir un 50,3 % menos con respecto a inicios del año.

Esta diferencia, a juicio de Una Ventana a la Libertad, se debe a la cantidad de detenidos por protestas políticas y manifestaciones durante el primer semestre. Muchos de ellos fueron dejados en libertad por lo arbitrario de su detención.

De este total sería 17 mil 800 hombres, es decir el 92,4 %, y solo 1.305 mujeres (6,77 %) y 140 adolescentes de ambos sexos (0,37 %).  En menor número, se registró la detención de 12 indígenas y 11 personas de la comunidad Lgtbi, los cuales cada uno constituyeron un 0.03 %.

En total los centros de detención preventiva evaluados están en capacidad de albergar a 1.176 detenidos, quienes solo deberían durar en estos lugares los 41 días correspondientes a las investigaciones y que actualmente albergan 6.151 privados de libertad.

“El hacinamiento es un compañero constante de todas las otras violaciones de derechos fundamentales”, asevera la ONG, que además explica que el 91 % de los CDP están en una situación donde el hacinamiento es considerado un riesgo para la salud.

En estos espacios también predominan las enfermedades infectocontagiosas, que son las más frecuentes y que tienen mayor propagación en estos espacios, en particular enfermedades de la piel como la escabiosis (sarna).

Para finales de 2019, al menos 490 detenidos tenían este padecimiento y se habían reportado 244 casos de tuberculosis, lo que representa un 20,3 % de los detenidos y la mayor causa de muerte por enfermedades.

Otro dato importante es el número de apresados que se encuentran en condiciones de desnutrición, lo cual se convierten en el elemento facilitador por disminución de las defensas y hace de ellos fáciles víctimas de cualquier enfermedad.

 

Fuente: El Impulso

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/diariolaverdad y dale click a +Unirme. Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y Facebook  y Twitter @laverdadweb.

 

 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama