publicidad

“Ellos saben la cantidad de muertes que hoy se lloran”

José Manuel Sánchez / Caracas / diariolaverdadweb@gmail.com
El presidente de la Asamblea Nacional y un grupo de expertos presentaron el Plan País en el área de Seguridad

 El presidente del Poder Legislativo ofreció un discurso en la presentación del plan. (Foto: Cortesía: VPI) 

En el marco de la presentación del Plan País en el área de Seguridad, Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, afirmó que el gobierno de Nicolás Maduro conoce la cantidad de muertos por causas violentas que ocurrieron en el país durante las últimas dos décadas. 

"El régimen no quiere hablar del tema del derecho a la vida, porque les da miedo, ellos saben la cantidad de muertes que hoy llora Venezuela por su culpa", indicó el parlamentario. 

Durante su discurso aseguró que el principal miedo del “régimen” es hablar de los indicadores, porque son los responsables de los mismos. 

“Hoy Venezuela es el país más violento del mundo. Si hoy nos agobia la crisis, tenemos la esperanza de que con este plan vamos a lograr un cambio social en nuestro país", añadió Guaidó.  

Explicó que el Plan País entiende precisamente este “colapso nacional”, pero hace énfasis en el futuro y en lo que debe hacer para recuperar esa cotidianidad. 

“Esta es una sociedad que ha resistido, pero que ya no quiere mantenerse resistiendo, es una sociedad que quiere avanzar y lo estamos logrando", afirmó. 

Advirtió que la victoria será completa cuando haya justicia y los venezolanos tengan la seguridad de poder salir de sus casas a las 9.00 de la noche.

“La dictadura no apagará nuestros sueños. Sigue en marcha la Operación Libertad, estamos cada vez más cerca de recuperar al país”, recordó el jefe del Legislativo. 

En qué consiste 

Guaidó destacó que el plan pone énfasis en la educación, pero además tiene elementos muy claros, según explicó un panel de expertos en el área entre los que destacan: Luis Izquiel, abogado penalista, asesor de la Comisión de Justicia y Paz de la Asamblea Nacional, profesor de la UCV; Fermín Mármol, abogado Criminalista, docente-jefe de Cátedra, asesor de riesgos especiales; Humberto Prado, director del Observatorio de Prisiones, y Carlos Nieto Palma, director de Una Ventana a la Libertad, profesor universitario; Roberto Briceño León, director del Observatorio Venezolano de Violencia, y Odalis Caldera, exsecretaria de Seguridad y Orden Público. 

Caldera esbozó que en las primeras 90 horas se creará un despacho dependiente de la presidencia de la República, con el objetivo de diseñar políticas de seguridad pública y estabilidad democrática.

“En segundo término se designarán equipos de alto desempeño en áreas donde operen los servicios básicos de los ciudadanos que garanticen la continuidad de dichos servicios”, afirmó la comisaria. 

Se aplicará un plan de custodia en vía terrestres que garanticen el libre y seguro tránsito de mercancía, alimentos y personas a lo largo y ancho del territorio nacional. 

“Los siguientes 90 días identificación, mapeo de áreas urbanas, rurales, indígenas, vulnerables a la actividad criminal, además de identificar, ubicar y perfilar grupos que operan al margen de la ley”, detalló. 

Izquiel propuso la creación de un Código de Faltas porque hoy es una necesidad.  “Nuestro código penal debe ser adaptado a la modernidad y deslastrado de toda ley que incentive la persecución política. (…) En 1999 se introdujo un nuevo COPP, se reformó varias veces, hoy es como un Frankenstein, fomenta el retardo procesal”.

Propuso las reformas penales necesarias para derogar las hechas por el oficialismo en el 2005, cuando se introdujeron delitos contra la disidencia política. “El Poder Judicial y el MP dejarán de ser una máquina de persecución de quienes disienten”.

Mármol planteó la revisión de los procesos de identificación de la ciudadanía para evitar la impunidad con el objetivo de proteger la vida de las personas. “Tenemos que abordar el mecanismo auditor del sistema de identificación nacional, la cédula de identidad es vergonzosa desde el punto de vista técnico y científico”.

Para Prado es urgente la construcción y remodelación de cárceles en el país. “Tenemos 46 mil 745 reclusos, de los cuales más de 70 por ciento tiene retardo procesal”.

También recordó que el privado de libertad, al cumplir su condena, salga con unas herramientas necesarias para contribuir a la sociedad. “Tenemos que ir a una política de respeto a los derechos humanos, de ir a una política para que los internos estudien, trabajen, hagan deportes”.

Nieto Palma enfatizó su exposición en acabar con el hacinamiento en los calabozos policiales. “Tenemos una población muchísimo mayor de las que hay en las cárceles tradicionales en “calabozos” policiales, deben rondar las 60 mil personas detenidas en esos lugares, es urgente sacarlas”.

 

 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama