publicidad

Ataque policial contra iglesia de Nicaragua deja dos muertos

EFE/ Managua / web@laverdad.com
Los jóvenes, que estuvieron más de 16 horas encerrados en el templo, fueron abrazados por sus madres, hijos y otros familiares quienes lloraban de emoción al verlos con vida

Un estudiante abraza a un familiar, luego de salir del resguardo en la parroquia Divina Misericordia, en Managua (Foto: EFE)

Al menos dos muertos y dos heridos dejó ayer un ataque armado perpetrado por un grupo de policías contra estudiantes universitarios que estaban refugiados en una iglesia de Managua, informó el cardenal nicaragüense Leopoldo José Brenes.

"Desgraciadamente dos jóvenes, hoy (ayer) por la mañana, perdieron la vida; otros dos fueron heridos", dijo Brenes, también arzobispo de Managua, en rueda de prensa.

"Para nosotros (como Iglesia católica) es lamentable y hemos dicho en muchas ocasiones: ni un muerto más", agregó Brenes, en referencia a la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua, la más sangrienta desde la década de 1980, y que se ha cobrado al menos 351 vidas desde el pasado 18 de abril.

Uno de los fallecidos fue identificado Gerald Vásquez, de 20 años, y estudiaba técnico en construcción en la estatal Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN). El otro, de momento, solo ha sido identificado como Francisco.

Los jóvenes -quienes se encontraban encerrados desde la noche del viernes en la casa cural de la parroquia Divina Misericordia de Managua, junto a una decena de estudiantes, tres periodistas, médicos y sacerdotes- murieron tras recibir certeros disparos, según los sacerdotes.

Los otros estudiantes, que se encontraban atrincherados desde anoche en la parroquia, lograron salir en vehículos, camionetas y un autobús hasta la Catedral Metropolitana, escoltados por obispos y la Cruz Roja Nicaragüense, por la mediación del Episcopado.

Estos estudiantes fueron entregados a sus familiares en el jardín trasero de la Catedral Metropolitana de Managua, con la presencia del cardenal Brenes y el nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag, en medio de cánticos religiosos y el himno nacional nicaragüense.

Los estudiantes fueron recibidos por una multitud que coreaba canciones de protesta como "El pueblo unido jamás será vencido" y levantaban el puño en señal de victoria.

Los jóvenes, que estuvieron más de 16 horas encerrados en el templo, fueron abrazados por sus madres, hijos y otros familiares quienes lloraban de emoción al verlos con vida.

Previo a que los estudiantes salieran de la parroquia, cientos de nicaragüenses se plantaron cerca del lugar para demandar que se les dejara salir.

En ese plantón, al que acudieron personas de todas las edades, dominó un ambiente fuertemente religioso que a una sola voz pedían la liberación de jóvenes, periodistas, civiles y sacerdotes que se encontraban atrincherados en el lugar, según constató EFE.

 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama