publicidad


Asesinan a dos amigos frente a un taller de Los Puertos

Helen Hernández / Maracaibo / noticias@laverdad.com
A Luis Alberto Olivares Matos (43), apodado “Petete”, y Douglas Alberto López Franco (23) unos delincuentes los acribillaron frente a un taller mecánico del municipio Miranda

(Foto: Archivo)

Unas 20 detonaciones se escucharon el pasado miércoles a las 6.00 de la tarde, en la avenida principal del sector El Mecocal, parroquia Ana María Campos, en el municipio Miranda, en la Costa Oriental del Lago (COL), cuando unos sicarios acribillaron a Luis Alberto Olivares Matos, de 43 años, mejor conocido como “Petete”, y Douglas Alberto López Franco, de 23, su amigo. Venganza y ajuste de cuentas son las hipótesis que cobran fuerza en torno al doble asesinato.

Cuando los detectives del Eje de Homicidios de la Policía científica llegaron acompañados por la Policía de Miranda y la unidad de medicina forense procedieron con las primeras experticias, las víctimas permanecían tendidas frente al taller mecánico donde minutos antes compartían a escasos metros una de la otra. Mientras los uniformados apartaban a los curiosos y averiguadores que se acercaban para observar los cadáveres, realizaron las primeras experticias, colectaron los casquillos de balas percutidos, hicieron la planimetría y levantaron las muestras para el Análisis de Trazas de Disparo (ATD).

Testigos del crimen relataron a los investigadores cómo ocurrió el homicidio. Los maleantes estacionaron la camioneta, blanca, en la que se desplazaban frente al establecimiento; desde las ventanas desenfundaron las armas de fuego que llevaban ocultas debajo de sus camisas, esperaron un tiempo prudencial, esperaban la llegada de los dos amigos.

Lluvia de balas 

Una vez precisado el objetivo, los maleantes dispararon en reiteradas oportunidades. A Olivares lo alcanzaron 14 proyectiles, cayó muerto en el piso, su acompañante recibió cuatro impactos de bala en el cuerpo, también murió en el sitio. El dueño del taller, sus trabajadores y los clientes que observaron la escena no intervinieron, se limitaron a resguardarse de los proyectiles percutidos. 

Funcionarios del cuerpo detectivesco, adscritos a la subdelegación Cabimas, entrevistaron a los clientes, preguntaban por los rasgos físicos de los asesinos para elaborar los retratos hablados, no obtuvieron mayores detalles. Los gatilleros estaban dentro de la unidad, huyeron después de perpetrar el crimen.   

 

Más noticias

Comentarios
Cargando...
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama