Diario La Verdad

publicidad

Lo balean dentro de su casa en Catatumbo

Redacción Sucesos / Maracaibo / noticias@laverdad.com
El sicario entró en la residencia de Nerio Hugo González Loaiza (26) para acabar con su vida a balazos, en frente de sus familiares en el municipio Catatumbo

El cuerpo lo trasladaron a la morgue forense de Maracaibo funcionarios de la Policía científica. (Foto: Archivo La Verdad)

Nerio Hugo González Loaiza, de 26 años, se encontraba descansando en su casa en la calle Veritas, población Encontrados, parroquia del mismo nombre del municipio Catatumbo, cuando un hombre desconocido por los presentes en la vivienda irrumpió en ella con un arma de fuego para matarlo a tiros, sin mediar palabra alguna.

El suceso ocurrió a las 9.15 de la noche de ayer. Los familiares en un intento de salvarle la vida lo llevaron al centro de atención médica más cercanos, pero no lo logró llegar con signos vitales. Funcionarios de la Policía científica manejan el sicariato como móvil del asesinato.

Más noticias

  • Muere cuando intentaron robarle el camión que conducía

    07:45pm

    Funcionarios de la Policía regional frustraron un intento de robo en la carretera San Pedro, en Lagunillas. Los ladrones huyeron durante el enfrentamiento

  • Matan a un obrero por presenciar un intento de robo

    06:25pm

    Los delincuentes no perdonaron a Elvis Enrique Castro (43). Presenció un intento de robo en el sector El Pedregal al oeste de Maracaibo y debía morir. Se devolvieron en la moto donde se desplazaban, lo apuntaron con un arma de fuego y le dispararon

  • Cpbez arresta a 82 maleantes en las últimas 48 horas

    04:35pm

    Funcionarios de la Policía Regional, desplegados en el estado Zulia, detuvieron a 82 hampones en distintos procedimientos. En los arrestos se incautaron bebidas alcohólicas, medicamentos, alimentos e insumos médicos 

Comentarios
© 2015, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama