Diario La Verdad

publicidad

Su familia se niega a pagar el rescate y lo matan

Helen Hernández / Maracaibo / noticias@laverdad.com
Los detectives del Eje de Homicidios de la Policía científica manejan como móvil del asesinato el ajuste de cuentas. Hasta el momento se desconoce cuántos delincuentes integran la banda

El cadáver del comerciante quedó tendido en una zona enmontada. (Foto:Archivo)

Luego de que unos delincuentes secuestraron, el pasado jueves a las 7.30 de la mañana, a Ángel Alberto Molina, de 49 años, comerciante y productor agropecuario, en El Vigía, estado Mérida; su cadáver apareció tendido en una zona enmontada del sector María de la Rosario del municipio Sucre, al sur del Lago de Maracaibo. 

Los detectives del Eje de Homicidios de la Policía científica presumen que sus familiares se negaron a pagarle a la banda delictiva para que lo liberaran y por eso lo mataron. 

El día del incidente, el infortunado salió de la casa ubicada en la calle Ramón Salcedo del sector Capíu Medio del municipio Tulio Febres Cordero, con destino a una finca que tenía en la carretera Panamericana del estado Zulia. Sus familiares no volvieron a saber nada de él hasta que los funcionarios de la Policía regional les informaron sobre su deceso.

Mientras el ganadero se desplazaba en una camioneta Chevrolet Luv Dimax, azul, por la entrada del caserío La Rosario, parroquia Rómulo Gallegos del municipio Sucre, el conductor de un vehículo Ford K, le cortó el paso. En el preciso momento en el que frenó, uno de los pasajeros descendió, cerró la puerta metálica detrás de sí y caminó hacía donde él se encontraba.

Los nervios lo invadieron, temblaba, “lo único que podía hacer era entregarle las llaves del carro”. El antisocial desenfundó el arma de fuego que llevaba escondida debajo de la camisa, lo apuntó, acto seguido le exigió que se bajara; accedió, no tuvo alternativa, detalló un efectivo policial ligado a la investigación.

El plan de la organización criminal era simple. La libertad tiene un precio y se cancela con dinero en efectivo, retener contra su voluntad a un hombre adinerado, amenazarlo, amedrentarlo, torturarlo y enviar pruebas de vida a sus parientes, son solo algunas de las estrategias que utilizaron para alcanzar el objetivo, comentó un allegado a los Molina, cuyo nombre no reveló, a las afueras de la morgue.

Búsqueda 

De manera extraoficial trascendió que los secuestradores llamaron por teléfono a los familiares del comerciante, les exigieron dinero a cambio de su vida y como nunca respondieron lo asesinaron. Una vez perpetrado el crimen huyeron en la camioneta del fallecido.

Comisiones de Polimerida en compañía de los funcionarios de la Policía científica, la Policía regional y el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (CONAS) de la Guardia Nacional Bolivariana, desplegaron un operativo para dar con el paradero del secuestrado, recuperar el carro y aprehender a los antisociales.

Las investigaciones realizadas por los sabuesos rindieron frutos, el pasado viernes en horas de la noche, hallaron el cuerpo sin vida del ganadero, en la Quebrada Caño Negro, no presentaba heridas provocadas por armas de fuego ni punzo penetrantes, aseguró un informante.

Durante el operativo desplegado por los organismos policiales, recuperaron la camioneta y detuvieron a seis implicados en el hecho, quienes serán imputados por el delito de secuestro, robo de vehículo y extorsión.

 

Más noticias

Comentarios
© 2015, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama