Diario La Verdad

publicidad

Mata con un puñal a la mujer y al bebé de su ex

Andrea Querales / Maracaibo / noticias@laverdad.com
Maira Lugo Olivares (27), con siete meses de embarazo, se desangró en el baño de su residencia. La apularon en el cuello y en la espalda. La agresora ingresó y salió del apartamento sin dificultad. Se presume que aún guardaba las llaves del inmueble donde vivió por un tiempo. La Policía la rastrea por Maracaibo

El cuerpo detectivesco acudió a la escena y para colectar las evidencias. (Fotos: Marietzeth Ballesteros)

Se escucharon gritos y vidrios quebrarse. El breve silencio lo rompió el sonido de unas llaves y el rechinar de la puerta del apartamento 6B cuando la abrían. Giorgia Sikyú Castillo Rueda (31) atravesó la reja, salió apresurada. Entre sus manos movía un pañuelo, intentaba limpiarse unas manchas rojas, como sangre, comentaron los vecinos a la Policía minutos después de que confirmaran el asesinato de Maira Alejandra Lugo Olivares (27), con siete meses de embarazo, pareja del dueño de la residencia.

El cadáver de la estudiante de Relaciones Industriales yacía boca abajo en el baño. A través de su vestimenta, un mono y una franelilla, se notaban las cortadas del cuchillo. Su agresora, hasta ahora Castillo, expareja del comerciante, la apuñaló en el cuello y espalda. Salió sin dificultad del apartamento y del edificio Tuy, en el sector La Lago, detalló un oficial.

“Las mujeres pelearon en el cuarto, luego la exesposa del comerciante la mató y lanzó al baño el cuerpo. El cuarto principal tenía rastros de sangre y había desorden".

La víctima se encontraba sola. Pero las versiones de sus vecinos y empleados coinciden. Todos vieron llegar ayer, a las 8.30 de la mañana, a la expareja del comerciante. Tenía llaves de todas las puertas luego escucharon la pelea. De una de las ventanas cayeron los vidrios que más tarde recogió el conserje. Castillo salió unos 20 minutos del alboroto.

El llamado de emergencia lo atendió a las 11.00 de la mañana la Policía regional. Los uniformados arribaron a la calle 75 entre avenidas 3F y 3G de la parroquia Olegario Villalobos, estacionaron las patrullas y subieron al piso 6.

Planifica el ataque

Los primeros familiares en llegar se quedaron en el estacionamiento del edificio Tuy. Todos aguardaban abajo mientras los detectives de la Policía científica inspeccionaban la escena del crimen. Ninguno emitió comentario hasta que llegaron las primeras parientes de Lugo al lugar. Todas lloraban, se abrazaban entre sí y exclamaban: “Tenía llaves de todo. Ella cuadró todo, tenía que saber que estaría sola aquí”.

“Ella siempre la amenazó. Sabíamos que presentaba problemas de conducta violenta, pero jamás imaginamos que llegaría tan lejos. No creímos que fuese capaz de cometer una barbarie como esta”, se lamentaron los familiares de María Alejandra en la morgue forense.

En el cuerpo detectivesco conocieron que la identidad de la presunta agresora, Giorgia, quien estudia Medicina y se separó del comerciante y dueño de una juguetería desde hace algún tiempo. No hubo descripción clara de la sospechosa. Por lo que los oficiales solicitaron los videos internos y externos de las cámaras de seguridad del edificio para identificar a la fugitiva y el vehículo en el que se movilizaba.

Más noticias

Comentarios
© 2015, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama