Diario La Verdad

publicidad

Caso Okinawa: Detectan manchas de presunta sangre

Andrea Querales / Maracaibo / noticias@laverdad.com
Las evidencias colectadas en el Chevrolet, Aveo, placa AA667FA, propiedad de Larreal, se encuentran en los laboratorios del cuerpo de seguridad, donde trabajan para determinar de qué se trata, así lo reveló una fuente ligada al caso

(Foto: José Gil)

La Policía científica, tras labores criminalistas, encontró manchas en el vehículo de Estela Marina Larreal Parra (74), aparentemente se trata de sangre.

En la División de Homicidios seleccionaron a los mejores detectives, un grupo de siete, para esclarecer el asesinato de la dama, perpetrado el pasado 31 de diciembre en horas de la mañana en su vivienda, ubicada en el lote A del conjunto residencias Okinawa.

Las evidencias colectadas en el Chevrolet, Aveo, placa AA667FA, propiedad de Larreal, se encuentran en los laboratorios del cuerpo de seguridad, donde trabajan para determinar de qué se trata, así lo reveló una fuente ligada al caso.

Los funcionarios citaron el miércoles a los hijos de la víctima, Marcial y Oscar González, para someterlos a otro interrogatorio. Los sabuesos consideraron que con ellos tendrían alguna clave o pista.

A Estela Larreal, una secretaria jubilada de PDVSA, la golpearon en la cabeza y su cuerpo lo encontró Marcial a 20 metros aproximadamente, de su casa.

La Policía científica no descansa sobre el caso, que aparentemente se trata de una venganza, por una demanda que colocó la fémina a un grupo de delincuentes cuatro meses antes de ser acribillada.

Más noticias

  • La constante violación y tortura contra Maikelys 

    12:00am

     La abuela se marchó a la casa de sus parientes en búsqueda de respuesta. Allá le explicaron que Zaida dejó a Maikelys al cuido de su hermana Milagros, y el esposo de esta, apodado el "Way", para salir. Dijeron que se murió luego de tomarse el tetero

  • La encarcelan por abandonar a su bebé

    12:00am

    Johan Carvajal, director de Policabimas, detalló, en una nota de prensa, que los vecinos de la calle Chinchorro del barrio Libertador abordaron a los oficiales, mientras patrullaban. tenían horas escuchando el llanto. Al irrumpir a la casa, los funcionarios encontraron a la bebé sobre un colchón en condiciones infrahumanas

  • La herencia sangrienta

    12:00am

    Santiago Giovani Allio Torres pagó dos millones de bolívares a dos sicarios para que asesinaran a su padre, Bruno Allio Bonetto (59). La Policía científica capturó a tres de los culpables. En Cerros de Marín se escondía uno de los homicidas. Todavía rastrean a uno de los responsables

Comentarios
© 2015, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama