Vivir entre guerras e invasiones ficticias

Carlos Hernández/ Maracaibo/ [email protected]
Como parte de la cátedra Taller de redacción ciberperiodística I de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Doctor Rafael Belloso Chacín (URBE), los estudiantes presentaron una Crónica el pasado miércoles 27 de julio en la I Muestra Periodística

Foto: Referencia

La expectativa se apoderó del venezolano durante el año 2019. El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guiadó, se proclamó a sí mismo primer mandatario de Venezuela, declaró a Nicolás Maduro usurpador del cargo. Algunos con desasosiego, otros con esperanza. Tras una amenaza de invasión, el país se sumergió en la incertidumbre.

Donald Trump, tras su llegada a la presidencia de Estados Unidos, marcó un período de tensiones en las relaciones diplomáticas con Venezuela. El primer mandatario estadounidense, en numerosas ocasiones, desafió al gobierno venezolano con una intervención militar. “Todas las opciones están sobre la mesa. Todas”, declaró en el año 2018.

Nervios, exaspero. Las noticias de una posible invasión llenaron los noticieros en Venezuela. El presidente, Nicolás Maduro, denunció en numerosas ocasiones la intervención de Estados Unidos en los asuntos internos del país. Esto representó una “abierta violación de los principios fundamentales del derecho internacional”, según la Cancillería de Venezuela.

Los rumores y noticias al respecto se expandieron durante los próximos meses. La cúspide de la situación, sin embargo, no había llegado. El presidente de Chile, Sebastián Piñera, se declaró en contra de realizar una invasión a Venezuela, prefirió optar por otros métodos de ayuda. "La opción militar no es una opción buena para este problema”.

Nicolás Maduro asumió por segunda vez el cargo de presidente el día 11 de enero del año 2019. Entre acusaciones de la AN de mayoría opositora y el desconocimiento de la Organización de Estados Americanos (OEA) encabezado por Estados Unidos, fue declarado usurpador del cargo. Una parte del pueblo venezolano también rechazó su toma de poder.

Bombas lacrimógenas, represión por parte de los militares. Las guarimbas (protestas) acrecentaron en el territorio nacional en rechazo a Maduro. Barricadas, cauchos incendiados obstaculizan las avenidas. La Guardia Nacional Bolivariana (GNB) reprime a los sublevados con perdigones. Tanquetas se observan en diferentes ciudades del país.

El recién electo presidente de la AN, Juan Guiadó, convocó a marchas en el país el día jueves 23 de enero, fecha en que se conmemora el fin de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. La manifestación más importante se realizó en la ciudad capital. El objetivo es claro: lograr el cese de usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres.

Llenos de emoción, confianza, con ansias de recuperar a Venezuela, miles de personas salieron a la avenida Francisco de Miranda en Caracas para apoyar a Guiadó. El nuevo líder opositor se muestra a sí mismo como un personaje carismático, sonriente para el pueblo. Al dirigirse al gobierno chavista, habla con dureza. Su actitud decidida y porte juvenil atrae a las multitudes.  

Juan Guiadó hizo un llamado a la esperanza en su alocución al finalizar la marcha. “Hoy Venezuela irrumpe con fuerza, con grito, con guáramo y dice libertad, y dice democracia”, declaró. Hizo un llamado a recuperar la independencia en toda la nación. Aclaró que las denuncias del gobierno chavista sobre una invasión extranjera eran “puro cuento”.

El bullicio se escucha en las calles de Caracas. La tarde nublada en la ciudad no impidió la marcha.  Los ciudadanos gritan “¡juramento!”, mientras alzan los brazos en señal de apoyo. Juan Guiadó se auto juramentó como presidente de Venezuela bajo los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución. Aplausos, personas saltando, manos elevadas. El pueblo está impresionado.

El Gobierno de Estados Unidos aprobó la juramentación de Guiadó en pocos minutos. “Hoy, reconozco oficialmente al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela. En su papel de único brazo legítimo del Gobierno, debidamente elegido por la ciudadanía de Venezuela”, declaró Donald Trump en un comunicado.

El oficialismo realizó una marcha el mismo día para dar “respuesta a las amenazas” por parte de la oposición y el “imperialismo”. Nicolás Maduro se pronunció en contra de Donald Trump por aprobar a Guiadó. “¡No al intervencismo!”, pronunció, luego de expulsar al personal diplomático de Estados Unidos.

Hasta el 4 de febrero, al menos 29 países aprobaron a Guiadó como “presidente encargado de Venezuela”. Países como Rusia, China, Turquía e Irán reconocieron a Maduro como presidente legítimo. El gobierno de Venezuela se aisló de los países de América, en cambio, afianzó sus relaciones con países asiáticos.

Juan Guiadó afirmó el sábado 9 de marzo que activará el Artículo 187 de la Constitución Venezolana “cuando llegue el día”. Este autoriza a la AN a aprobar el empleo de fuerzas militares venezolanas fuera del país o permitir que militares del exterior intervengan en el país. La intervención extranjera en Venezuela parecía inevitable. 

El pueblo venezolano despertó anonadado el día 30 de abril por la aparición de Guiadó y el presidente del partido Voluntad Popular (VP), Leopoldo López, en la base militar aérea La Carlota en Caracas. Un grupo de militares de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) los apoyó para lograr el “cese de la usurpación”.

Ambos líderes políticos se muestran ante el mundo con posición firme, decidida, en su mirada se refleja un proyecto por cumplir. López, puesto en prisión desde el año 2014 y bajo arresto domiciliario 632 días antes de aparecer en La Carlota, publicó: “He sido liberado por militares a la orden de la Constitución y del Presidente Guaidó”.

La AN publicó en su cuenta de Twitter @Asamblenacionalve: “Llegó la fase final de la Operación Libertad. Nos hemos preparado, nos hemos organizado y ya estamos listos para conquistar la libertad de Venezuela”. Oscurece el día, la Operación Libertad no ha tenido revuelo. Aquella noche no fue extraordinaria en el país. La decepción, una vez más, se asomó en la nación.

El Secretario de Estado de EEUU, Mike Pence, afirmó tres días después de la Operación Libertad: "La acción militar es posible. Si eso es lo que se necesita, eso es lo que Estados Unidos hará". El Consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, aseguró que los militares estadounidenses deben estar “listos para ir a Venezuela”.

Las amenazas de invasión son constantes en el país. Juan Guiadó no activó el artículo 187 de la Constitución. Los meses avanzan. El nuevo año 2020 ofuscó el tema de una posible intervención estadounidense, la pandemia del COVID 19 generó problemas mayores a nivel mundial. Trump salió de la presidencia en enero de 2021, Joe Biden no pretende interponerse en Venezuela.

El 6 de enero de 2021, la Unión Europea retiró a Juan Guiadó el reconocimiento como presidente encargado de Venezuela. El Gobierno de Estados Unidos aún mantiene su estatus al respecto. Joe Biden decidió negociar con el oficialismo. No se habla sobre una posible salida de Nicolás Maduro.

La antigua funcionaria del Departamento de Estado de EEUU, Carrie Filipetti, confesó el 12 de julio del año 2022 que la opción militar nunca se planteó en las conversaciones políticas sobre Venezuela. El exasesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, confesó el día siguiente que la oposición venezolana fracasó en el intento de derrocar a Maduro.

 

¿Deseas recibir esta y otras noticias en tu celular? Únete a nuestro grupo de Telegram o WhatsApp a través de los siguientes enlaces: Telegram https://t.me/diariolaverdad y WhatsApp https://bit.ly/3kaCQXh.  Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y en Facebook y Twitter @laverdadweb.

 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama