Diario La Verdad

Economía a la deriva por falta de decisiones

Por Daniela García / Maracaibo / dgarcia@laverdad.com

La ausencia de Chávez tiene congelada la toma de decisiones transcendentales, entre ellas, la de corte económico. Los economistas advierten de que el país está prácticamente paralizado, a la espera del anuncio de medidas por parte del Gobierno

Sábado, 12 Enero 2013 00:00

1394 CLICS

El deterioro de la salud del presidente Hugo Chávez, que lo mantiene en un proceso de recuperación fuera de Venezuela, tiene al país prácticamente paralizado.

La situación mantiene a la expectativa, no solo por la incertidumbre sobre cómo se manejará en el corto plazo la política con el vicepresidente Nicolás Maduro al frente del Gobierno, sino por cómo se conducirá la economía.

La ausencia del jefe del Ejecutivo tiene congelada la toma de decisiones transcendentales, entre ellas, la de corte económico.

Mientras los anuncios sobre economía están congelados, se agudiza la escasez de divisas, se dispara el desabastecimiento, la inflación muestra señales de aceleración y las actividades productivas están al mínimo.

Édinson Jiménez, profesor de la Universidad de Zulia, considera que la economía venezolana está a la deriva ante la incertidumbre que existe en el ámbito político.

"El país está prácticamente paralizado, no porque las empresas o los comercios hayan dejado de funcionar, sino porque no tienen las condiciones para operar normalmente".

El analista asegura que los sectores productivos enfrentan serios inconvenientes debido a que no cuentan con suficientes dólares para pagar las importaciones, por lo que no pueden mantener sus actividades regulares.

De acuerdo con Jiménez, las trabas que enfrentan las empresas se manifiestan a través del desabastecimiento, que en diciembre alcanzó su punto máximo, al ubicarse en 16,3 por ciento, de acuerdo con cifras del Banco Central de Venezuela (BCV).

Dificultades

Jesús Casique, profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV), coincide en que las empresas tienen dificultades en el acceso a los dólares, debido a que la Comisión de Administración de Divisas se demora en asignar y el Sistema de Transacciones de Títulos en Moneda Extranjera (Sitme) está limitado.

El problema radica en que el Gobierno no puede financiar más dólares baratos, por lo que se requiere un ajuste del tipo de cambio, que está anclado en 4,30 desde hace dos años.

Pero la devaluación de la moneda no solo es una medida difícil de tomar por su efecto impopular, sino que en el país acostumbra a ejecutarla el presidente Chávez.

"Es improbable que el vicepresidente Nicolás Maduro tenga la capacidad de tomar las medidas urgentes que requiere la economía, como la revisión de la tasa cambiaria", considera Jiménez.

Los sectores económicos requieren un flujo de divisas sostenido para la compra en el exterior tanto de insumos como de productos terminados para abastecer al país.

Datos recientes del Banco Central de Venezuela indican que en 2012 la demanda global del país subió 10,5 por ciento, mientras que la producción interna solo creció 5,5 por ciento, lo que indica que la oferta interna apenas cubre una parte del consumo local, mientras que el resto se satisface con importaciones.

Casique explica que la devaluación de la moneda es una necesidad desde el punto de vista fiscal, debido a que las cuentas del país presentan un déficit calculado en cerca de 20 por ciento del Producto Interno Bruto.

¿Cuánto esperar?

Los analistas coinciden en que el ajuste del tipo de cambio no debe esperarse para los primeros meses de este año, al menos no mientras el vicepresidente Maduro esté al frente del Ejecutivo.

Jiménez explica que hasta ahora no está descartado que ante la enfermedad del presidente Chávez se decrete una ausencia absoluta, que obligue a convocar nuevas elecciones nacionales, como establece la Constitución.

"El Gobierno no va a tomar medidas impopulares, pues en el escenario no pueden obviarse unas nuevas votaciones presidenciales".

Casique advierte de que la demora en el anuncio de políticas económicas lo que hará será mantener "trancado" el aparato productivo del país y complicará las cuentas del Ejecutivo.

El análisis

Cecilia Sosa, expresidenta del Tribunal Supremo de Justicia.

Las competencias del vicepresidente de la República están fijadas en la Constitución y en la Ley Orgánica de la Administración Pública. Tales atribuciones tienen límites expresos, por ejemplo: el vicepresidente no puede presidir Consejos de Ministros si no lo autoriza el Presidente, no puede designar ministros porque su atribución es proponer nombres y no puede presentar la Memoria y Cuenta porque la Constitución establece que esa función es personal del Presidente. Casi todas las atribuciones del Presidente se desempeñan en Consejo de Ministros. Como el vicepresidente no puede convocar un Consejo si el Presidente no lo autoriza, y en vista de que el Presidente en este caso está fuera de Venezuela, entonces lo que queda es una administración en el congelador. Las decisiones trascendentales del país están congeladas porque le corresponden al Presidente, quien está en La Habana en proceso de recuperación. En este momento no se pueden firmar tratados, convenios o medidas importantes. Esa situación se mantendrá hasta que el Presidente ejerza sus funciones. 

Atribuciones del Vicepresidente según la Constitución

Artículo 239. Son atribuciones del vicepresidente ejecutivo o vicepresidenta ejecutiva:

1. Colaborar con el Presidente o Presidenta de la República en la dirección de la acción del Gobierno. 

2. Coordinar la administración pública nacional de conformidad con las instrucciones del Presidente o Presidenta de la República. 

3. Proponer al Presidente o Presidenta de la República el nombramiento y la remoción de los ministros. 

4. Presidir, previa autorización del Presidente o Presidenta de la República, el Consejo de Ministros o Ministras. 

5. Coordinar las relaciones del Ejecutivo nacional con la Asamblea Nacional. 

6. Presidir el Consejo Federal de Gobierno.

7. Nombrar y remover, de conformidad con la ley, los funcionarios o funcionarias nacionales cuya designación no esté atribuida a otra autoridad. 

8. Suplir las faltas temporales del Presidente o Presidenta de la República.

9. Ejercer las atribuciones que le delegue el Presidente o Presidenta de la República.

Poderes delegados por Chávez a Maduro

El presidente Hugo Chávez delegó todas sus responsabilidades en el área económica en el vicepresidente Nicolás Maduro, de acuerdo con un decreto firmado el 9 de diciembre y publicado en la Gaceta Oficial 40.077.

Entre las decisiones que el mandatario autorizó a Maduro se encuentran decretar créditos adicionales al Presupuesto Nacional, traspasos presupuestarios entre los ministerios, expropiaciones y adquisiciones forzosas.

El documento especificó que el vicepresidente podrá dictar decretos mediante los cuales se nombren viceministros, presidentes y miembros de juntas directivas de entes gubernamentales, así como "conocer, aprobar, diferir o negar los puntos de cuentas presentados por los ministros y otros funcionarios del Ejecutivo nacional".

Click para ampliar la imagen

 

Imprimir

Email

Compartir

 

 

 

 

 

 

Portada del día
Otras publicaciones en línea
  • Especial Maracaibo
  • Estampas
  • Bienes raíces
  • Turismo

 

 

 

© 2012, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com

Diseñado por