Guaidó elude hablar de firma con contratista y reta a Maduro

EFE / Caracas, Venezuela / [email protected]
El presidente de la Asamblea Nacional dice a Maduro que lo detenga "si es tan valiente"
Juan Guaido

El líder de la oposición, Juan Guaidó, eludió este viernes 8 de mayo hablar de la firma de uno de sus más cercanos asesores con la contratista estadounidense Silvercorp, a la que el Ejecutivo acusa de estar vinculada a los ataques fallidos, y dijo al mandatario Nicolás Maduro que "si es tan valiente" que lo detenga.

"Inventan nuevas excusas para seguir persiguiendo, para detenerme. Pero te digo algo muy claro: Maduro, si eres tan valiente, dale", afirmó Guaidó en un mensaje difundido en sus redes, el primero tras varios días de silencio.

Acusa al Gobierno de “montaje”

Sobre los dos intentos de ataques marítimos del domingo y el lunes, Guaidó aseveró que "la dictadura activó un nuevo montaje, un "falso positivo" y que "no solo sembraron armas" o falsas pruebas, sino que llegaron al extremo de "matar venezolanos y usar su cuerpos sin vida para montar una historia".

En cambio, no se pronunció sobre las acusaciones del Gobierno, que le señala de haber firmado un contrato con la empresa Silvercorp para organizar los dos ataques fallidos en los que murieron al menos ocho personas.

Uno de los más cercanos asesores de Guaidó, Juan José Rendón, reveló el pasado martes que, efectivamente, firmó un contrato exploratorio con Silvercorp, aunque matizó que nunca se dio "luz verde" a la empresa de seguridad para adelantar acciones en Venezuela.

Infiltrados

El presidente de la Asamblea Nacional recalcó que el Ejecutivo reconoció que infiltró la llamada Operación Gedeón, nombre dado a las incursiones marítimas, y lanzó una pregunta al aire: "¿Por qué permitieron que llegaran a territorio venezolano?".

A su juicio, esto se debe a que las autoridades "querían asesinar y apresar a venezolanos que se encontraban en el exilio, justificar más represión. Inventaron excusas para seguir matando venezolanos".

El pasado domingo, el Gobierno venezolano frustró una primera incursión en el estado costero de La Guaira, cercano a Caracas, donde ocho personas murieron y dos más fueron arrestadas.

Un día después, en las costas del céntrico estado Aragua, las autoridades detuvieron un segundo intento y, en esta operación, fueron detenidos 13 atacantes más, entre ellos, los estadounidenses Luke Denman y Airan Berry, exmilitares vinculados con Silvercorp.

Este mismo viernes, el fiscal general, Tarek Saab, elevó la cifra final de detenidos a 31, pues hubo varios arrestos en persecuciones y allanamientos posteriores.

“Show sangriento” ante la crisis

"Este show sangriento que armó la dictadura no podrá parar el gran descontento popular, la crisis que desborda Venezuela, el gran descontento que existe a lo interno de la Fuerza Armada Nacional", puntualizó Juan Guaidó.

También insistió en que el Ejecutivo "no necesita excusas para seguir persiguiendo" a sus detractores porque en Venezuela "no hay Estado de derecho" y en que del lado de la oposición no necesitan "mercenarios extranjeros" ya que "existe suficiente descontento en los venezolanos".

Sobre los detenidos, Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, llamó a "defender y exigir respeto a los Derechos Humanos de los detenidos, independientemente de que se compartan sus métodos o no".

Sostuvo que no se puede permitir que haya "más Óscar Pérez, Fernando Albán y Costa Arévalos", rememorando algunos de los casos de opositores que murieron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad del Estado o bajo su custodia.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/diariolaverdad y dale click a +Unirme. Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y Facebook  y Twitter @laverdadweb.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama