publicidad


Parlamento español hierve con el caso "Delcygate"

Agencias / Maracaibo / Diariolaverdadweb@gmail.com
El Congreso español debate si el denominado caso “Delcygate” violó las sanciones impuestas por la Comunidad Europea al gobierno de Maduro
(Foto: Agencias)

Como el Watergate, que llevó a Nixon a renunciar a la presidencia de los Estados Unidos, la visita de Delcy Rodríguez se ha convertido en un escándalo que compromete la presidencia de Pedro Sánchez, el primer ministro y casi rey de España.

La diputada Belén Hoyos Juliá interpela en el Congreso de España al ministro Ábalos por el llamado Delcygate: "A usted no se le paga por hacer excursiones nocturnas para reunirse con una delincuente internacional".

La funcionaria española asegura a Ábalos que su reunión con Delcy Rodríguez tendrá consecuencias. "Se equivoca si cree que sus mentiras y sus engaños a los españoles no le van a pasar factura, estamos en una democracia consolidada, usted va a caer, dimita ya por mentiroso".

También el diputado Edmundo Bal encara al ministro de Transporte, José Luis Ábalos tras toda esta ola de consecuencias que hoy el funcionario español le ha caído encima en el nombrado caso Delcygate.

 "¿En 14 horas la señora Delcy no bajó del avión? ¡Sí bajó del avión! Fue a la sala VIP volando por los aires españoles"

Versiones 

Ábalos, desde que le fue descubierto en reunión con la vicepresidenta Rodríguez en suelo español, a sabiendas de que la funcionaria tiene prohibido poner un pie en el territorio comprendido dentro del Espacio Schengen, muestra al menos cuatro versiones que levantan la suspicacia a las autoridades.

 En su primera versión, Ábalos catalogó como casual lo ocurrido, pues argumentó que acudió al aeropuerto a recoger a su amigo personal, Félix Plasencia, ministro de Turismo venezolano, que acudía a la feria Fitur y aprovechaba la parada técnica del avión con destino a Turquía para quedarse en Madrid.

Luego en una segunda versión, el ministro español aseveró que Félix Plasenciale le pidió que saludara a Delcy Rodríquez, ya que ella no podía bajarse del avión.

En su tercera versión, el ministro de Transporte contó que, llegando al aeropuerto para encontrarse con Plasencia, recibió una llamada del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la que le pidió que intentara que Rodríguez no bajara del avión. "Ya que vas, procura que no baje del avión". Es decir, que ya sabía que estaba.

 Este espacio es una zona en la que 26 naciones europeas diferentes establecieron la abolición de sus fronteras interiores con otras naciones miembros y fuera de ellas para la libre circulación y sin restricciones de personas, bienes, servicios y capital, en armonía con unas normas comunes de control de dichas fronteras, al tiempo que se unificaba la lucha contra la delincuencia mediante el fortalecimiento del sistema judicial común y la cooperación policial.

Por su parte la parlamentaria Ana Vásquez Blanco, le pregunta al ministro de Interior por qué no fue él a Barajas a impedir el ingreso de Delcy Rodríguez. Él niega que la vicepresidenta haya ingresado a territorio Schengen.

 Se le fue de las manos

José Luis Ábalos admite que el asunto se le fue de las manos al reconocer que cometió un error de comunicación por eso de ofrecer numerosas versiones. Pero insiste en que cumplió con su objetivo: Evitar que la vicepresidenta de Nicolás Maduro pisara territorio europeo. Y evitar una crisis diplomática con el régimen.

“Ni hubo reunión formal, ni hubo temas de interés que tratar, ni circunstancias, ni yo soy nadie para llevar temas de ese calado”.

El ministro reitera que fue al aeropuerto de Barajas con un objetivo y lo cumplió:

- Impedir que Delcy Rodríguez pisara suelo europeo.

- No tener más problemas diplomáticos con Nicolás Maduro.

¿Pisó suelo europeo?

Según el ministro Ábalos, la vicepresidenta de Maduro no pisó suelo europeo. "La señora Rodríguez no estuvo en espacio Schengen. No pisó el espacio Schengen. Para hacerlo tuvo que haber cruzado el filtro de pasaporte, o una inspección fronteriza en la sala donde pasó. Además, estuvo acompañada por una patrulla con el mando policial correspondiente".

¿Por qué no la detuvieron?

Dice Ábalos que las sanciones contra Delcy Rodríguez de la Unión Europea plantean una restricción de entrada, no una orden de detención. "Una prohibición de entrada no es lo mismo que una orden de detención. 

Sobre Delcy Rodríguez no pesa ninguna orden, ni nacional ni internacional. Salvo que ustedes consideren detener a las personas de cualquier modo”. En la réplica Álvarez de Toledo le recordó que el artículo 10 sobre sanciones permitía al Gobierno de España detener a Rodríguez.

No se hizo, dijo Ábalos, para no generar "más problemas en el ámbito diplomático con un gobierno (el de Maduro) que, por cierto, si queremos que haya elecciones libres, democráticas, observadas, se tiene que hacer entre las partes". 

Esto lo dijo al principio de la sesión y lo ratificó en la réplica a Cayetana Álvarez de Toledo.

Duración 

Ábalos no aclara cuánto tiempo duró el encuentro con Delcy Rodríguez. En su primera versión dijo 25 minutos, las últimas versiones dicen que se prolongó más de una hora.

 “Cada uno considerará si es mucho o poco el tiempo que estuvo”. Añadió que tuvo que cumplir con una misión diplomática, y que el tiempo que tardó fue para recordarle a la vicepresidenta de Maduro “las restricciones del Consejo de Europa y decirle que continuara con su plan de viajes”.

Ni tan amigos

Ábalos también defiende su primera versión. Estaba en el aeropuerto para recibir a su amigo, el ministro de Turismo de Maduro. “No es un gran amigo. Pero en esta profesión tiene uno amigos en otros gobiernos internacionales”.

 Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/diariolaverdad y dale click a +Unirme. Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y Facebook  y Twitter @laverdadweb.

 

 

 

 

 

 

 

 

Más noticias

Comentarios
Cargando...
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama