publicidad

Capturan al principal cabecilla del ataque contra Maduro

AVN / Caracas / diariolaverdadweb@gmail.com
El vicepresidente sectorial de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, informó  que fueron detenidas tres personas involucradas en el intento de magnicidio frustrado contra el presidente de la República, Nicolás Maduro, el pasado 4 de agosto.

 El funcionario dio la información en una rueda de prensa. Los detenidos son Henryberth Rivas Vivas, alias "Morfeo" y Ángela Espósito, alias "La perrera". La tercera persona es un militar retirado de apellidos Velasco García , alias "Corocoro". 

El vicepresidente de Comunicación, Cultura y Turismo y también ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, informó la captura de tres personas entre ellos el principal cabecilla del intento de magnicidio frustrado contra el presidente de la República, Nicolás Maduro, el pasado 4 de agosto.

Durante la rueda de prensa en el Palacio de Miraflores, Rodríguez indicó que los detenidos son "alias "Morfeo", alias "La Perrera" más un coronel en situación de retiro, apodado "Corocoro".

Involucran a Julio Borges

Confesión de Morpheo involucra a Colombia, México y Chile en Magnicidio frustrado contra el presidenteMaduro. La confesión de Henrybert Enmanuel Rivas Rivas, alías "Morpheo", determina implicación de los gobiernos de Colombia, México y Chile en magnicidio en grado de frustración contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, señaló el vicepresidente de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez. "Una pregunta a las autoridades colombianas que debe ser respondida es :¿No sabían que durante seis meses un grupo terrorista se estuvo entrenando en la localidad de Chinácota? ", destacó Rodríguez en rueda de prensa, realizada en el Palacio de Miraflores, en Caracas.

Noticia en desarrollo

 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama